El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, aseguró hoy que aún no ha decidido atacar a Irán pero que Israel "no puede contar con nadie más" para hacer frente a esa amenaza.

En una entrevista concedida al canal 2 nacional de la televisión, el jefe del gobierno aseguró que Israel está solo en el tema de Irán y no puede contar con nadie más, informó el diario israelí Haaretz.

Preguntado por la oposición del estamento militar a un ataque a las instalaciones nucleares iraníes, Netanyahu contestó que "en Israel, los políticos toman las decisiones y los estamentos operativos los llevan a cabo".

Y recordó también que cuando el entonces primer ministro Menajem Begin decidió atacar el reactor nuclear iraquí, en 1881, también el jefe del Mosad y de la inteligencia militar se opusieron a la decisión que, sin embargo, se ejecutó.

Las declaraciones de Netanyahu coinciden con la llegada al país del secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, que aterrizó hoy en Tel Aviv y se entrevistará en los próximos días con Netanyahu, el presidente Simón Peres y el ministro de Defensa, Ehud Barak, para tratar sobre Irán y sobre cooperación militar.

En la cuestión iraní, las conversaciones se centrarán en las medidas para impedir que Teherán desarrolle la bomba nuclear, que Israel considera una amenaza existencial, y en el margen de tiempo que se puede dejar para que funcionen las sanciones internacionales a Irán.

Las autoridades israelíes consideran que tanto las sanciones como las negociaciones que se llevan a cabo con el grupo 5+1 (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania) han fracasado y que Irán no ha puesto límite a su programa, como le exige Occidente.

El jefe del Estado Mayor israelí, general Beni Gantz, aseguró hoy que "todas las opciones están encima de la mesa" para luchar contra las ambiciones nucleares de Teherán, reiterando la posibilidad de que Israel se incline por atacar sus instalaciones nucleares.