Ahora hasta se da el lujo de ensayar una nueva estrategia en la natación, como ocurrió el martes en los Juegos Olímpicos de Londres. Pero tiempo atrás, el boliviano Andrew Rutherfurd dejó Cochabamba cuando la única piscina olímpica de la ciudad solía estar sin agua y no podía entrenarse.

Rutherfurd, nacido en Los Angeles, California, fue eliminado en los 100 metros estilo libre pero se fue satisfecho porque pudo superar su mejor tiempo.

"Hoy hice algo nuevo que fue nadar más agresivo en los primeros 50 metros para después rematar al final", dijo Rutherfurd, de 23 años, y estudiante de Finanzas en una universidad mormona en Provo, Utah.

Rutherfurd clavó un tiempo de 25 segundos, 7 centésimas, con lo que se clasificó en el puesto 41 entre 56 nadadores en las eliminatorias. Su tiempo fue 50 centésimos de segundo más rápido que su anterior marca, aunque 4.38 más lento que el primero en la clasificación, el estadounidense Nathan Adrian.

"La estrategia anterior de partir más lento no me dio resultado; ahora me siento más seguro", señaló Rutherfurd, cuyo papá John es estadounidense y su madre Ana boliviana.

"Estar en unos olímpicos ya es un sueño; pero competir y vivir la emoción de nadar con semejantes grandes de la natación es gratificante", agregó el boliviano en alusión a figuras de esa especialidad como el brasileño César Cielo y el australiano James Magnussen.

Recordó que de niño sus padres solían visitar Bolivia, hasta que su progenitor decidió montar una empresa por lo que vivió en Cochabamba de los 9 a los 16 años.

Rutherfurd destacó que una de las razones por las que abandonó Cochabamba es que no podía entrenarse, pese a que esa ciudad contaba con una alberca olímpica.

"Pero esa piscina pertenecía a una escuela particular (en la que Rutherfurd estudió unos años) y en vez de estar llena de agua casi siempre estaba vacía", dijo el nadador. "A veces tenía agua, pero no estaba limpia".

Esbozando una sonrisa por el recuerdo, Rutherford señaló que "una de las pocas veces que pude entrar a esa piscina fue tras una sesión de fotos por un campeonato escolar".