A los habituales pinchazos y caídas, es probable que ahora se sume la lluvia. Pero haya o no mal tiempo, el local Bradley Wiggins es el favorito para la prueba contrarreloj del ciclismo de los Juegos Olímpicos de Londres.

Wiggins lleva cinco victorias en el año, entre ellas el último Tour de Francia, y no pierde en una cita olímpica desde Sidney 2000, aunque sus seis medallas las cosechó en pista.

El kazajo Alexander Vinokourov y el suizo Fabian Cancellara completan un trío de candidatos.

Vinokourov llega entonado por la medalla de oro de la prueba de ciclismo de ruta y Cancellara es el actual monarca olímpico y cuatro veces campeón mundial.

Llovió bastante en Londres en vísperas de esa carrera sobre un circuito de 44 kilómetros, con inicio y fin en el Hampton Court Palace, en el suroeste de la capital británica, con un total de 39 ciclistas.

Vinokourov es el caso más reciente de éxito, ya que en el ocaso de su carrera y a sus 38 años reafirmó que es uno de los favoritos por su triunfo en ruta, cuando desplazó de la punta en los últimos metros al colombiano Rigoberto Urán, quien no se inscribió para la contrarreloj.

La participación de Cancellara estaba en duda porque el sábado se cayó de su bicicleta en la prueba de ruta y sufrió lesiones, pero el propio suizo confirmó su presencia.

"Tengo suerte que no sufrí una fractura, pero se siente como una fractura", dijo Cancellara.

Otros de los que podrían dar que hablar son el suizo Gustav Erik Larsson; el australiano Michael Rogers; el canadiense Ryder Hesjedal, el alemán Tony Martin y el británico Chris Froome, delfín de Wiggins.

Los latinoamericanos inscriptos son el argentino Ariel Richeze; el brasileño Magno Prado Nazaret, el colombiano Fabio Duarte y el venezolano Tomas Gil Martínez.

Entre las mujeres, la favorita es la estadounidense Kristin Armstrong, quien se retiró en 2009 y volvió casi dos años después.

Al borde de cumplir 39 años, Armstrong buscará retener el oro que embolsó en Beijing 2008.

Entre las que podrían destronarle figuran la holandesa Zijlaard-Van Moorsel, oro en Sidney 2000 y Atenas 2004, además de la británica Emma Pooley, presea de plata en Beijing.

La colombiana María Luis Calle, oro en la contrarreloj de los Panamericanos de Guadalajara 2011, y la brasileña Clesmilda Silva, son las representantes latinoamericanas.