Acostumbrado a ser su compañero en los Spurs durante una década, Manu Ginóbili tuvo una sensación rara el martes al jugar contra Francia en los Juegos Olímpicos: por primera vez quería que Tony Parker fallara sus tiros al aro.

Ginóbili y el resto de la selección argentina no pudieron contener al base, que anotó 17 puntos para encabezar el triunfo de Francia por 71-64 en la segunda fecha del básquetbol en los Juegos de Londres.

Ocho de los puntos de Parker fueron durante momentos claves del cuarto período cuando Ginóbili, su compañero en San Antonio desde 2002, encabezaba una reacción de los argentinos.

"Es raro tenerlo (a Parker) en contra, el verlo tirar y esperar que erre, es la primera vez que me pasa", comentó Ginóbili. "Pero también he jugado básquetbol contra mis hermanos y quiero ganarles, aunque no dejó de ser raro el enfrentarlo por primera vez en 10 años".

Ginóbili, Parker y Tim Duncan han ganado tres campeonatos de la NBA con los Spurs.

"Parker es uno de los jugadores más grandes de la NBA y sabíamos que iba a ser difícil controlarlo, lo hicimos al principio pero al final no pudimos", agregó Ginóbili. "El verlo por primera vez frente a mí fue raro".

Argentina ahora enfrentará a Nigeria el jueves para buscar retomar el sendero de la victoria.

"Ellos defendieron bien la conexión entre Manu y Luis (Scola) y ahí se nos trabó el partido, pero ya está", dijo el alero Andrés Nocioni. "Tampoco nada está perdido, hay que ganar los dos próximos dos partidos y estaremos como en Beijing, no hay que ponernos locos por esto".

Nicolas Batum aportó 14 tantos y Mickael Gelabale metió 13 puntos por Francia, que tiene un triunfo y una derrota.

Ginóbili encabezó el ataque argentino con 26 unidades, y Scola agregó 16.

"Ellos son un gran equipo defensivo, lo sabíamos, no nos dejaron jugar claro en todo el partido", indicó Ginóbili. "Quizá si jugamos más fino en algunos momentos lo sacamos, pero no hay que hacer un drama, si somos responsables y humildes sacaremos los próximos partidos y estamos del otro lado".

El marcador estuvo empatado tres veces en el primer parcial, la última a 10-10, cuando Francia montó una racha de 9-0 sellada con un tiro en suspensión de Boris Diaw para adelantarse 19-10 luego del primero.

Los argentinos se acercaron a uno en el segundo, pero Kevin Seraphin anotó un par de veces en la pintura para mantener alejados a los franceses, que se fueron al descanso con delantera de 32-29.

Argentina empató el encuentro en un par de ocasiones en el tercero, incluyendo una sobre el final del cuarto, pero Parker logró una colada para darle la delantera a los galos 55-53 para arrancar el período final.

En la recta final, Argentina volvió a amenazar y se puso a dos puntos, pero Parker anotó seis puntos en fila y en el minuto final concretó dos tiros desde la línea para amarrar el triunfo.