Ya con el boleto en la mano, el técnico brasileño Mano Menezes daría descanso a algunos titulares de la selección para el último partido del equipo en la primera ronda del fútbol olímpico.

Brasil ganó sus primeros dos cotejos y está ya en los cuartos de final, así que Menezes enviaría a la cancha a muchos de quienes se quedaron en el banquillo durante las dos primeras fechas.

El técnico había dicho que Paulo Henrique Ganso jugaría, pero el mediocampista quizás no se encuentre listo, debido a una lesión muscular menor. Los médicos brasileños dicen que el problema en el muslo izquierdo no parece grave, pero Ganso se entrenó por separado el martes.

"Mi objetivo es emplear a Ganso para darle cierto tiempo en la cancha", dijo Menezes. "Viene de una cirugía de rodilla, y mientras más tiempo pueda jugar, mejor para él y para el equipo si necesitamos utilizarlo más adelante en el torneo".

Ganso, de 22 años, entró como sustituto en los primeros dos compromisos de Brasil, un triunfo por 3-2 sobre Egipto y otro por 3-1 ante Bielorrusia.

Se le consideraba un titular indiscutible en el medio campo de Brasil hasta que se perdió varios partidos por una cirugía artroscópica de la rodilla derecha, justo antes de los Juegos Olímpicos. Oscar, flamante adquisición del Chelsea, se hizo cargo de esa posición después de mostrar un buen desempeño en los encuentros de preparación y en los primeros dos de Londres 2012.

Anotó el último gol del equipo en la victoria sobre Bielorrusia.

Menezes dijo también que el delantero Hulk, amonestado en el cotejo contra los bielorrusos podría ser uno de los enviados al banquillo frente a Nueva Zelanda, este miércoles, en el estadio St. James Park.

El técnico dijo que esperaba más información de los organizadores para saber si las tarjetas amarillas se seguirán acumulando en la siguiente fase o si habrá borrón y cuenta nueva.

Menezes hizo sólo un cambio en la alineación después del primer encuentro. Reemplazó al delantero Leandro Damiao por el atacante del Milan, Alexandre Pato.

"Cada partido exige jugadores distintos, y podemos hacer cambios de acuerdo con eso", dijo.

Neymar, quien anotó un gol y puso los pases para otros dos en el duelo contra Bielorrusia, confió en jugar de nuevo ante los neocelandeses.

"Depende de Mano hacer lo que considere mejor para el equipo", dijo Neymar. "Pero yo siempre quiero jugar. Quiero estar ahí, ayudando a la selección nacional, aunque hayamos avanzado ya a la siguiente ronda".

___

Tales Azzoni está en Twitter como http://twitter.com/tazzoni