La policía noruega acordonó hoy parte del centro de la capital, Oslo, tras hallarse un paquete sospechoso bajo un auto aparcado frente a la embajada de Estados Unidos, según informaciones de la radio pública de ese país, NRK.

Entre las zonas acordonadas se encuentran la estación central de ferrocarril, el Palacio Real, el Teatro Nacional y la embajada estadounidense, de acuerdo con ese medio.

Las fuerzas de seguridad establecieron un perímetro de seguridad de 500 metros alrededor de la embajada, que se encuentra en las cercanías del Palacio Real.

En toda la zona se han reforzado los dispositivos de seguridad y se controlan las salidas del metro cercanas a esos puntos.

Noruega sigue bajo la conmoción del doble atentado perpetrado el 22 de julio del año pasado por el ultraderechista Anders Behring Breivik, en el que murieron 77 personas, ocho de ellas al estallar una bomba en el distrito gubernamental de la capital y las restantes 69 en un tiroteo en la isla de Utøya.