La defensa del supuesto capo costarricense Alejandro Jiménez, alias "El Palidejo", procesado en Guatemala como supuesto autor intelectual del ataque en el que murió Facundo Cabral, pidió hoy al tribunal guatemalteco que conoce el caso que autorice su traslado a Costa Rica.

El abogado Byron Castañeda presentó ante el Juzgado Primero A de Mayor Riesgo la solicitud bajo el argumento de que su cliente permanece detenido de forma ilegal en Guatemala porque "no procedía" expulsarlo hacia este país centroamericano desde Colombia, donde fue detenido en marzo, sino a su natal Costa Rica.

La petición de la defensa del supuesto narcotraficante fue presentada durante una "audiencia unipersonal" y deberá ser resuelta por la jueza Carol Flores luego de escuchar la posición de la Fiscalía al respecto.

Durante la audiencia, Castañeda dijo que las autoridades de Colombia "cometieron una ilegalidad" al expulsarlo hacia Guatemala, cuando "lo que correspondía era entregarlo a las autoridades de Costa Rica", de donde es originario.

El portavoz de la Policía Nacional de Colombia, Alberto Cantillo, dijo el 14 de marzo pasado que aunque se barajaban varios países centroamericanos como destino de la expulsión de "El Palidejo", se optó finalmente por Guatemala porque sus autoridades fueron las únicas que lo reclamaron.

Aquel mismo día Costa Rica pidió que antes de que el costarricense fuera puesto a disposición de la Justicia guatemalteca, que se garantizara que no iba a ser condenado a la pena de muerte.

Jiménez, señalado como el autor intelectual del ataque armado en el que murió Cabral el 9 de julio de 2011 en Guatemala, es acusado por la Fiscalía guatemalteca de los delitos de asesinato, asesinato en grado de tentativa y asociaciones ilícitas.

Según las investigaciones, el ataque iba dirigido contra el empresario nicaragüense Henry Fariña, quien llevaba en su automóvil hacia el aeropuerto de Ciudad de Guatemala al trovador argentino.

Fariña, quien sobrevivió al atentado, permanece detenido en Nicaragua desde el 30 de marzo y enfrenta un proceso por los delitos de crimen organizado, tráfico internacional de drogas y lavado de dinero.

En esa causa también están sindicados una veintena de personas, entre ellas "El Palidejo", que es procesado en ausencia por la justicia de Nicaragua.