El ministro de Petróleo de Irán, Rostam Qasemi, retiró hoy la convocatoria de una sesión extraordinaria de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) al haber superado la media del barril de crudo los 100 dólares en los mercados internacionales, informó hoy la agencia local Mehr.

"A la vista del hecho de que el precio del crudo ha subido por encima de los 100 dólares, la reunión de urgencia de los miembros de la OPEP se ha cancelado", dijo hoy Qasemi.

Para el responsable de hidrocarburos de Irán, "100 dólares (el barril de crudo) es un precio justo".

El barril de petróleo Brent del Mar del Norte, uno de los utilizados como indicador, está hoy algo por encima de los 106 dólares para su entrega en septiembre próximo.

Dentro de la OPEP, Irán y Venezuela han encabezado el grupo de países partidarios de mantener un alto precio del petróleo, mientras que Arabia Saudí, aliada de EEUU, defiende una postura de precios más moderados.

La tensión entre Irán y las potencias occidentales y diversos países de Oriente Medio debido a la cuestión nuclear iraní y el conflicto de Siria ha crecido en el último mes y se ha convertido en uno de los factores de la subida del petróleo, debido a las dudas sobre futuros suministros procedentes del golfo Pérsico.

El pasado 30 de junio, la página de noticias del Ministerio de Petróleo de Irán anunció que Qasemi había convocado una sesión extraordinaria de la OPEP debido a la caída de los precios del crudo en los mercados internacionales.

En nombre de Irán, Qasemi pidió al secretario general de la OPEP, Abdala Salem El Badri, que convocara una reunión extraordinaria para tratar de los precios y de las cuotas de producción del cártel.

La convocatoria se produjo en la víspera de que el 1 de julio entrara en vigor el embargo total de la UE al sector petrolero de Irán, dentro de las sanciones para frenar el programa nuclear iraní, que algunos países creen que tiene una vertiente armamentista, lo que Teherán niega y afirma que es exclusivamente civil.

En su convocatoria, Qasemi recordaba que la OPEP tiene acordado que, si los precios medios del barril de crudo bajan de los 100 dólares, "significa que sufren una crisis", por lo que insta a El Badri a convocar la reunión de urgencia.

En su convocatoria, el responsable de petróleo iraní también aludía a que, antes de la caída de precios, los países de la OPEP habían aumentado su producción total de unos 30 millones de barriles diarios, con los que el precio era razonable, hasta llegar a unos 33 millones, con los que había bajado.

"Si los miembros de la OPEP no respetan los acuerdos sobre el techo de producción, se producirán desórdenes en los mercados", dijo Qasemi, por lo que instó a todos los socios a respetar lo pactado.

Altos cargos iraníes han acusado a Arabia Saudí, el principal exportador de crudo de la OPEP, de incrementar su producción para cubrir una eventual escasez internacional debido a los embargos al sector petrolero de impuestos a Irán por EEUU y la UE.

Teherán también ha advertido a Riad que no intente cubrir el suministro restado a Irán por esas sanciones.

La OPEP produce alrededor de un 30 por ciento de los 100 millones de barriles de petróleo que se calcula que se consumen al día en el mundo.