Los cadáveres baleados de tres hombres y una mujer fueron hallados el martes dentro de un auto sin indicios si se trata de una venganza, narcotráfico u otra causa, según un informe oficial.

El cuerpo de la mujer estaba en el asiento de copiloto, junto al cadáver del conductor. Los cuerpos de los dos hombres restantes estaban en los asientos posteriores. El auto fue encontrado en una barriada de Santander de Quilichao, en el departamento de Cauca y a unos 290 kilómetros al suroeste de Bogotá.

Las primeras versiones de testigos indicaban que sujetos en una moto dispararon contra los ocupantes del vehículo, dijo en diálogo telefónico Ricardo Cifuentes, secretario de gobierno de Santander de Quilichao.

"Hasta el momento se desconoce los móviles y las causas de esta matanza, no sabemos si fue por venganza, narcotráfico o por otros móviles", agregó el funcionario al destacar que tampoco tienen las identidades de las víctimas.

La policía en Cauca no atendió de inmediato llamadas de la AP para conocer detalles del caso.

Municipios del norte del departamento de Cauca se han visto sometidos en el último mes a una nueva ola de ataques de grupos rebeldes y choques de indígenas y campesinos con miembros de la fuerza pública en los que han muerto al menos dos personas. Es una zona geográfica clave porque permite el paso de grupos armados ilegales y narcotraficantes hacia la costa del Pacífico y también hacia el centro y suroeste colombiano.