El gigante del motor italiano Fiat obtuvo en el primer semestre un beneficio neto de 737 millones de euros, frente a 1.274 millones de euros de ganancias un año antes, informó hoy en una nota el grupo automovilístico.

Sin embargo, Fiat, que en junio de 2011 incorporó a Chrysler en su consolidación, tuvo unas pérdidas netas de 519 millones de euros en el primer semestre si se excluyen los datos de la compañía estadounidense, frente a 1.417 millones de euros de ganancias del mismo periodo del año pasado.

Fiat, que a principios de mes anunció que su participación en la estadounidense se elevaría al 61,8 %, registró unos ingresos netos de 41.745 millones de euros (17.925 millones de euros si no se tienen en cuenta los datos de Chrysler, un 6,6 % menos), frente a 22.363 millones de euros del mismo periodo de 2011.

El resultado de la gestión ordinaria de Fiat, que integra las marcas de utilitarios del gigante del motor de Turín, fue positivo en 1.876 millones de euros (138 millones si se excluye a Chrysler), frente a 776 millones de euros de beneficio de 2011.

El ebitda (beneficio bruto de explotación) fue de 3.965 millones de euros (1.166 millones si se excluye a la estadounidense), frente a 3.167 millones de euros en el mismo periodo del año pasado.

El ebit (beneficio neto de explotación) fue de 1.890 millones de euros (114 millones de euros si se excluye a Chrysler), frente a 1.882 millones de euros un año antes.

En cuanto a los resultados del segundo trimestre, Fiat obtuvo un beneficio neto de 358 millones de euros (que sería una pérdida neta de 246 millones de euros sin Chrysler), frente a las ganancias de 1.237 millones de euros del mismo periodo de 2011.

El gigante del motor italiano tuvo unos ingresos de 21.524 millones de euros (13.093 millones de euros corresponden a Chrysler), frente a 13.153 millones de euros del segundo trimestre de 2011.

"Los ingresos netos de Fiat excluida Chrysler son de 9.240 millones de euros, en disminución del 7,5 % con respecto al segundo trimestre de 2011, principalmente por efecto de la caída de volúmenes en Europa, en particular en Italia, donde las condiciones de mercado siguen siendo difíciles tanto para los turismos como para los vehículos comerciales ligeros", explica Fiat en la nota.

"Las marcas de lujo y de deportivos han incrementado sus propios ingresos un 8,7 %, hasta 800 millones de euros, gracias al crecimiento registrado en Asia y América del Norte", prosigue el gigante del motor italiano, que advierte de una "ralentización" en el mercado latinoamericano, a pesar del "notable rebote" de Brasil en junio.

A 30 de junio, Fiat contaba con un endeudamiento neto industrial de 5.435 millones de euros, frente a 5.772 millones de euros el último día de marzo de 2012 y 5.529 millones de euros con que cerró 2011.