Los ataques de las guerrillas colombianas y el número de víctimas se elevaron en 2011, pese a que se lograron golpes importantes como la muerte del máximo comandante de las FARC, alias "Alfonso Cano", según un informe del Departamento de Estado de EE.UU. publicado hoy.

"En general, el número de ataques y víctimas" causados por los grupos terroristas colombianos "se elevó" en 2011, indica el informe anual sobre el terrorismo en el mundo del Departamento de Estado.

El año pasado Colombia "experimentó un gran número de ataques terroristas" de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN), pese a que los miembros y la movilidad de ambos grupos "se redujeron significativamente en la última década", según el Gobierno de EE.UU.

En paralelo, el número de terroristas conocidos y sospechosos muertos, capturados o que se rindieron cayó en 2011.

Las FARC y el ELN "continúan siendo una grave amenaza para la seguridad en Colombia", y la frecuencia de sus ataques se incrementó durante las semanas previas a las elecciones municipales del 30 de octubre y en noviembre, en parte como "represalia" por la muerte de "Alfonso Cano".

El informe destaca precisamente la muerte de "Cano", abatido en una operación militar el 4 de noviembre, como uno de los "golpes importantes" que las autoridades colombianas asestaron a los grupos terroristas.

El coordinador de la Oficina de Antiterrorismo del Departamento de Estado, Daniel Benjamin, comentó en una rueda de prensa que, pese a que la actividad de las guerrillas continúa y es motivo de preocupación, Colombia está progresando y ha logrado una "enorme reducción" del control territorial y las capacidades de las FARC.

"Sabemos que lleva un largo tiempo" acabar con los terroristas y no debe sorprender que siga habiendo ataques, pero "consideramos que Colombia es un caso de éxito" en cuanto al esfuerzo y liderazgo político en la lucha antiterrorista, anotó Benjamin.

Según el Departamento de Estado, la cooperación entre EE.UU. y Colombia en 2011 fue "excepcional", en particular en una veintena de casos de secuestro y homicidio que involucraron a ciudadanos estadounidenses.

Colombia extraditó en 2011 a EE.UU. a más personas "que cualquier otro país", con un total de 119 presuntos delincuentes.

Además, Colombia continuó dando capacitación y formación en lucha antiterrorista a países de todo el mundo.

En los últimos tres años, la Policía Nacional de Colombia ha brindado capacitación a más de 11.000 agentes de 21 países latinoamericanos y africanos, así como de Afganistán, de acuerdo con el informe presentado hoy.