De ser un niño que perseguía a su hermano mayor en el gimnasio, Doyler Sánchez llegó a Londres para representar a Colombia en las competencias de levantamiento de pesas de los Juegos Olímpicos.

El nativo de Cúcuta compite en el grupo B de la categoría de los 69 kilos y recuerda cómo entró al mundo del levantamiento de pesas.

"Yo siempre estaba detrás de mi hermano Yesir en el gimnasio y él fue el que me introdujo en este mundo. Me metí en esto y me enamoré totalmente", dice Sánchez, luego de su participación en el ExCel, sede de las competencias de pesas.

El joven de 24 años quería ser ciclista en su niñez. "Pero no se dieron las circunstancias", dijo.

Participa en sus primeros Juegos Olímpicos, luego de haber ganado medalla de bronce en los pasados Panamericanos de Guadalajara y de conseguir su clasificación a Londres en el mundial.

"Las pesas son una combinación de la parte física y lo psicológico. Por eso estoy un poco decepcionado por los resultados que tuve ahora mismo", dijo Sánchez.

El colombiano levantó 138 kilos en arranque y 170 kilos en envión para sumar 308 kilos, muy por debajo de las expectativas que se había fijado.

"Esperaba levantar 320 kilos, que es algo que había logrado en los entrenamientos, pero simplemente no se pudo. Ahora a seguir trabajando duro y con la mira en los próximos juegos", señaló el colombiano, que compite en la Liga de Bogotá.

"No tengo palabras para decir lo que pasó, pero no me puedo concentrar en el pasado; ahora hay que mirar adelante", agregó.