El jefe de Estado de Venezuela, Hugo Chávez, llegó hoy al Palacio de Planalto, sede del Gobierno brasileño, donde sostendrá una reunión bilateral con su homóloga Dilma Rousseff y participará de la cumbre extraordinaria del Mercosur.

Chávez, que se recupera de un cáncer, mostró buen estado físico al subir por su propio pie la rampa que da acceso al Palacio de Planalto, en cuya parte superior le esperaba Rousseff, a quien saludó sonriente y con un afectuoso abrazo.

El mandatario venezolano, que estaba acompañado por su canciller, Nicolás Maduro, conversó de pie por algunos minutos con Rousseff, previo al inicio de la reunión bilateral.

Antes de la reunión privada de los dos mandatarios se rubricará un acuerdo por medio del cual Venezuela comprará para la aerolínea Conviasa seis aviones del modelo E190 de la empresa brasileña Embraer, con opción de compra de otras 14 aeronaves.

Posteriormente, Rousseff y Chávez participarán junto con sus colegas de Argentina, Cristina Férnández, y de Uruguay, José Mujica, en la cumbre extraordinaria del Mercosur en la que se formalizará la adhesión plena de Venezuela al bloque, del que está suspendido Paraguay, el otro miembro fundador.

Esta es la primera visita que Chávez hace a Brasilia desde la efectuada el 6 de junio del año pasado, poco antes de que se le diagnosticara el cáncer del que ha sido tratado en Cuba.