El director del banco central iraní dijo que el endurecimiento de las sanciones occidentales equivale a una "guerra militar" contra Irán, que requiere que Teherán recurra a tácticas nuevas para superar las presiones económicas.

Mahmud Bahmani, citado el martes por la agencia noticiosa oficial iraní IRNA, dijo que las sanciones "no son menos que una guerra militar", por lo que Irán debe responder con sus propias contramedidas económicas.

La información no dio detalles, pero dijo que se creó una unidad especial para combatir las sanciones impuestas a Irán en la exportación de su crudo y su acceso al sistema bancario internacional.

El presidente Mahmud Ahmadinejad tildó las sanciones de "guerra política".

Occidente y sus aliados temen que Irán pueda fabricar ojivas nucleares, aunque los iraníes sostienen que sólo desean habilitar reactores para la producción de electricidad y para fines médicos.