El Alianza Lima despidió hoy al delantero uruguayo Jonathan Charquero tras no llegar a un acuerdo en la reducción de sueldo impuesta por la administración temporal del club limeño y por su bajo rendimiento deportivo traducido en pocos goles.

El futbolista recibió su carta de despido y acudirá a la Agremiación de Futbolistas Peruanos (Safap) para reclamar los pagos pendientes que le debe su equipo, el que se rige por la política de la administradora temporal, Susana Cuba, de desvincular a cualquier jugador que no acepte una reducción salarial por la crisis del club.

Charquero señaló a la prensa local que su intención era permanecer en el Alianza Lima aunque no aceptara la reducción de sueldo propuesta por el club, y anunció que regresará a su país tras quedar libre, donde anteriormente jugó para el Nacional y el Montevideo Wanderers.

El jugador uruguayo disputó este pasado fin de semana su último partido con Alianza en la ciudad de Chiclayo, donde el conjunto limeño perdió por 1-0 con el Juan Áurich, actual campeón peruano, y se complicó más su situación en el Descentralizado peruano al situarse a sólo tres puntos del descenso.

Con Charquero ya son 16 los futbolistas que han abandonado el Alianza Lima en los últimos meses por la delicada situación económica que atraviesa el club del distrito limeño de La Victoria y probablemente a ellos también se les unirán Donny Neyra y Jesús Rabanal.