El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, fue acusado de conflicto de interés por pertenecer a una asociación bancaria de cabildeo.

El grupo activista Corporate Europe Observatory (Observatorio Corporativo Europeo) dijo que está empeñado en demostrar el poderío que ejercen los cabilderos corporativos en la Unión Europea y denunció en su página de internet que la pertenencia de Draghi a la entidad choca con las normas de ética del BCE.

El cabildero Grupo de los 30 se considera un organismo sin fines de lucro de representantes de los sectores públicos y privados y del mundo académico creado para difundir el conocimiento y comprensión de los temas económicos internacionales.

Otros miembros son el presidente del Banco de Inglaterra Mervyn King, el presidente de la Banco de la Reserva Federal de Nueva York William C. Dudley y el director del Banco de Canadá Mark Carney, así como el director general del Banco Internacional de Compensaciones, Jaime Caruana.

Gundi Gadesmann, vocera del defensor de la UE Nikiforos Diamandouros, confirmó el martes que fue recibida una denuncia. Agregó que la queja ha sido enviada al BCE, que dispone para responder hasta el 31 de octubre.

Una vocera del BCE dijo que el banco recibió la nota pero que no ve conflicto de interés alguno.