Sólo 11 años después de su muerte, Elton John le cantó su oda a Marilyn Monroe. "Y me hubiera gustado conocerte, pero era sólo un niño", decía la canción. "Tu vela se apagó mucho antes que tu leyenda".

Lo que no supo John era cuán ciertas serían sus palabras unas décadas más tarde.

El próximo domingo se cumplen 50 años del fallecimiento de Monroe, una muerte turbia que se mantiene como uno de los más grandes misterios de Hollywood. Pero miren a su alrededor: su leyenda sigue viva y vibra más que nunca. La ferozmente ambiciosa actriz de la década de 1950 sin duda apreciaría verse convertida en un fenómeno de la cultura pop del siglo XXI.

Sólo hojee una revista de celebridades: algunas de las jóvenes estrellas del momento usan ese estilo platinado, esos labios rojos, brillantes y entreabiertos, y esa figura alegremente curvilínea y desafiante, envuelta en trajes ceñidos y glamorosos.

¿No era esa Marilyn en la alfombra roja de los premios Teen Choice el año pasado? No, era Taylor Swift, con un vestido blanco similar al que Marilyn usó en "La comezón del séptimo año", en la famosa escena en la que parada sobre una rejilla del tren subterráneo deja que la brisa le levante la falda. (¡Ah!, ¿y ese vestido? Se vendió en una subasta por 5,6 millones de dólares el año pasado).

¿No era esa Marilyn en un anuncio de Dolce & Gabbana hace un tiempo? No, era Scarlett Johansson, con el cabello casi blanco y los labios escarlata. Y también estuvo Charlize Theron en un anuncio de Dior el año pasado, encontrándose con la verdadera Marilyn, sin mencionar a Marlene Dietrich y Grace Kelly, gracias a gráficos generados por computadora. Nicole Kidman, Lindsay Lohan, Rihanna, Michelle Williams, Viola Davis y otras han aparecido en páginas de distintas revistas emulando a Marilyn Monroe.

Madonna, por supuesto, ha incorporado el conocido estilo de Monroe a su imagen. También lo han hecho las cantantes Christina Aguilera y Gwen Stefani. En junio, en el que habría sido el 86to cumpleaños de Marilyn, Lady Gaga tuiteó "Feliz cumpleaños Marilyn — Nunca nos quitarán el cabello rubio ni el lápiz labial", junto con una foto de sí misma a la Monroe. Nicki Minaj se ha dicho "obsesionada con Marilyn Monroe".

En la pantalla grande, la actriz Williams fue nominada a un Oscar por su conmovedora interpretación de Monroe en "My Week With Marilyn". Y una de las series más populares de la TV estadounidense es la nueva "Smash", de NBC, sobre un musical de Broadway basado en la vida de Marilyn, en la que dos actrices compiten por el papel principal.

Incluso hay una Marilyn gigante atravesando Estados Unidos: Una estatua de 7,9 metros (26 pies) y 15 toneladas (34.000 libras) con su vestido ondulante mostrando su ropa interior, creada por el artista Seward Johnson, que ahora se encuentra en Palm Springs, California.

Y hay planes de mucho más, gracias a la compra que realizaron a finales de 2010 Authentic Brands Group y su socio NECA del patrimonio de Monroe, que incluye su imagen. El director general de la empresa Jamie Salter dijo que busca actualizar la marca de Marilyn para hacerla pasar de productos baratos a desarrollar marcas de cosméticos, "spas", salones de belleza, trajes de baño, trajes deportivos, zapatos, bolsos y muchos artículos más basados en Marilyn. Incluso hay planes, tenía que ser, de un reality de Marilyn Monroe, en el cual sus jóvenes competidoras participarán para convertirse en el nuevo icono de Hollywood.

¿Pero cuál es el secreto del encanto de Marilyn? Depende de a quién se le pregunte, y eso es muy adecuado, porque Marilyn, más que cualquier otra celebridad emblemática, fue muchas cosas diferentes para distintas personas.

Primero estaba Marilyn la actriz, una Marilyn que solía perderse en todo el glamour, a pesar de sus aspiraciones desesperadas de que la tomaran seriamente. El historiador de cine Leonard Maltin lamentó que muchas personas conozcan a Marilyn "como imagen e icono", pero no como actriz.

Por ejemplo, Monroe demostró sus aptitudes dramáticas en "Los inadaptados" y en "Nunca fui santa". Pero quizá la recuerden mejor por sus encantadores papeles cómicos, como en "Los caballeros las prefieren rubias", siendo la ambiciosa Lorelei Lee que cantaba "Diamonds Are a Girl's Best Friend" en ese clásico vestido rosado; o como la sensual y atolondrada chica en "La comezón del séptimo año"; o bien como la cantante Sugar Kane en "Una Eva y dos Adanes".

"Marilyn simplemente salta fuera de la pantalla", dijo Maltin. "Tiene una luminosidad que trasciende todo lo demás"

A pesar de esto, una generación más joven está enamorada de ella por algo totalmente diferente, dijo Brandon Holley, editor de la revista Lucky, dirigida a mujeres de entre 20 y 40 años.

"Creo que la mayoría de las mujeres menores de 40 años no han visto sus películas", dijo Holley. "Para ellas Marylin es un tipo de estilo: la silueta de reloj de arena, y muchas mujeres se identifican con eso".

Christopher Nickens está de acuerdo. "Marilyn fue el epítome de un tipo de ideal femenino", dijo el coautor del libro recientemente publicado "Marilyn in Fashion", una peculiar revisión a la influencia de Monroe en la moda. Su principal legado a esa industria, dijo, fue colocar entre la vestimenta diaria piezas que realzaban el cuerpo.

Aunque no fue considerada un icono de la moda durante su vida, Nickens cree que Marilyn compartía algo con otros iconos del estilo como Jackie Kennedy, Grace Kelly y Audrey Hepburn. "Ellas no seguían tendencias", dijo. "Simplemente se trata de conocerte y saber lo que te funciona, y tener esa confianza".

Pero la confianza no es algo que necesariamente se asocie con Monroe. En la canción de Elton John, "Candle in the Wind", es una belleza inocente victimizada por la terrible máquina de Hollywood: gente que "susurró en tu cerebro" y "te llevó a la rutina" y "te hizo cambiar tu nombre".

Eso entra en la clásica narrativa conocida sobre Monroe como víctima, quien, según múltiples biografías, fue maltratada cuando era una chica. Monroe, cuyo nombre real era Norma Jeane Mortenson, nació en 1926, y pasó gran parte de su infancia en casas con familias adoptivas, donde incluso se menciona que sufrió abuso sexual.

¿Pero fue una víctima de Hollywood? La biógrafa de Monroe, Lois Banner, no está de acuerdo. Banner dice que Monroe como estrella de cine "fue una imagen creada", especialmente por la actriz, quien se esforzó por inventarla, desde su cabello teñido (Norma Jeane tenía el pelo castaño), el maquillaje, esa vocecita sensual y su famosa forma de caminar contoneada.

¿Y qué hay del personaje de la rubia tonta? Ella no era así dice Banner, profesora de historia y estudios de género en la Universidad del Sur de California. "Ella era extremadamente inteligente".

¿Por qué se ha reforzado el encanto de Marilyn? "Primero porque murió demasiado joven", dijo Banner, lo que congeló su imagen para la eternidad. Pero la otra razón es la existencia de miles de fotografías de Marilyn rebosantes de vida. "Posiblemente es la persona más fotografiada del siglo XX", dijo Banner. La tercera hipótesis de la autora es más cínica: "Hay mucha gente haciendo dinero con ella", dijo.

Lo que nos regresa a Salter, cuya compañía también está usando las redes sociales para atraer una base de consumidoras jóvenes de los productos de Marilyn.

En Facebook, Marilyn tiene más de tres millones de admiradores, el 70% de ellos son menores de 24 años. También tiene 53.000 seguidores en Twitter. La idea de Salter es "seducir al mundo con productos que capturan su emblemática personalidad", según los materiales promocionales.

"Fíjate en lo que era Marilyn", dijo Salter en una entrevista telefónica. "Es un icono de la moda total, inventó la alfombra roja, conocía su marca".

"Tengo a la mejor modelo del mundo", agregó.