El aspirante presidencial republicano Mitt Romney pasará la noche en Polonia, la escala final en su gira por tres países diseñada para incrementar su currículum en política exterior ante los electores en Estados Unidos.

En Gdansk, Romney recibió el lunes el apoyo del ex presidente polaco Lech Walesa, líder del movimiento Solidaridad que surgió en la década de 1970 contra el gobierno.

Walesa insinuó que Estados Unidos necesita el liderazgo del ex gobernador de Massachusetts para recuperar su posición en el mundo. Le dijo a Romney: "Sea exitoso".

El respaldo de Walesa busca influir en los católicos y sindicalistas en Estados Unidos, aunque los actuales dirigentes de Solidaridad se distanciaron del acto de campaña y consideran a Romney hostil con los sindicatos y los derechos laborales.

Romney planea reunirse el martes con el ministro de relaciones exteriores de Polonia Radoslaw Sikorski y dar un discurso antes de regresar a casa.

En su gira también visitó Londres y Jerusalén.