El costarricense Osman Murillo atribuyó en parte a fallas de los jueces su temprana eliminación en el judo olímpico.

El "tico" sostuvo que los jueces le sancionaron dos waza-ri que no existieron en los primeros minutos porque no había caído completamente de espalda y eso lo condicionó por el resto del combate de la división de 73 kilos con el egipcio Hussen Hafiz.

Sus ataques frontales después de ese dictamen, en lugar de ayudar a sus propósitos de remontar, terminaron por consolidar al egipcio en la puntuación.

"Si veo el combate en vídeo no se verá nunca el wasa-ri. Me duele mucho salir así porque estoy entero", afirmó Murillo.