El colombiano Santiago Giraldo, que hoy vio cómo el belga Steve Darcis le remontaba un set en contra en la segunda ronda del torneo olímpico de tenis, se lamentó tras el choque de que no fuera capaz de sellar la victoria en la segunda manga (6-7(4), 6-4 y 6-4).

"No pude cerrar un partido que en otras circunstancias sí que hubiera podido cerrar. Fue un buen encuentro, muy cerrado", analizó Giraldo, 44 en el ránking de la ATP, que hoy se vio superado por un Darcis que ya se deshizo en primera ronda del sexto cabeza de serie, el checo Tomas Berdych, y que ahora será el rival del español Nicolás Almagro.

Giraldo subrayó que jugó "un buen partido", pero que se estrelló contra un tenista con "mucha motivación" y que "estuvo muy bien de cabeza".

"Es un jugador que un día puede ganar un 500 y después no te aguanta de cabeza. Hoy me aguantó hasta el final y jugó aun gran nivel de tenis", describió el colombiano.

"Fue un partido sumamente cerrado, sin rupturas. Estoy contento porque luché hasta el final y porque (el resultado) se debe en gran medida al mérito de él, más que el desacierto mío", consideró el 44 del mundo, que esta tarde juega junto a su compatriota Juan Sebastian Cabal un encuentro de primera ronda de dobles frente a los croatas Marin Cilic e Ivan Dodig.

Giraldo, que ha caído en primera ronda en las últimas tres temporadas en el Grand Slam de Wimbledon, el mismo escenario donde se disputa la competición olímpica de tenis en Londres, afirmó que seguirá soñando con lograr una medalla olímpica en el cuadro de dobles.

"Ahora me recuperaré y asimilaré este partido. Hay que asimilarlo, como todo. Trataré de dar lo mejor de mí en el encuentro de dobles", señaló el colombiano.