Tony Martin, el cantante romántico que apreció en películas musicales de 1930 a 1950 y cuya carrera en la música y la televisión abarcó desde la Gran Depresión hasta el siglo XXI, falleció en Los Angeles. Tenía 98 años.

Martin murió el viernes por causas naturales en su casa del oeste de Los Angeles, dijo su amiga y contadora Beverly Scott.

Par de Bing Crosby y Frank Sinatra, Martin cantaba a viva voz con un cálido barítono que atrajo especialmente al público femenino. Sus éxitos incluyeron "To Each His Own", "Begin the Beguine", "There's No Tomorrow" y "I Get Ideas", adaptación del tango argentino "Adiós muchachos" de Carlos Gardel y Alfredo LePera. También grabó "Kiss of Fire", una adaptación de otro tango, "El choclo", de Angel Villoldo y Enrique Santos Discépolo.

"Es el supremo cantante melódico que sobrevivió a todos sus contemporáneos", dijo su amigo, el músico Gabriel Guerrero, desde su casa en Oregon. Martin recientemente le cantó a Guerrero por teléfono.

"Realmente se mantuvo como el barítono meloso hasta los 98 años", agregó Guerrero.

Aunque no llegó a ser un astro del cine con todas las de la ley, actuó en 25 películas, la mayoría realizadas durante el apogeo de los musicales de Hollywood. Buen mozo y elegante, con sus 1,83 metros (6 pies) de estatura, desempeñó a menudo papeles protagónicos.

Fuera de la pantalla se casó en dos ocasiones con supestrellas del cine musical: Alice Faye y Cyd Charisse. La segunda unión perduró 60 años, hasta la muerte de Charisse en el 2008.

Martin encontró un escape en la música mientras crecía en San Francisco y Oakland en el seno de una familia rusa judía pobre, soportando insultos y desaires de compañeros de clase gentil.

"Siempre canté", escribió. "Siempre toqué uno que otro instrumento, real o imaginario ... Al principio, claro, mi música fue sólo para mi propia diversión. No lo reconocí de inmediato como mi pasaporte para salir de la pobreza".

Cantar en la radio lo llevó a debutar en el cine. Su primer papel musical llegó en 1936 con "Sing Baby Sing", protagonizada por su futura esposa Faye y que presentó a los Hermanos Ritz como una versión más frenética de los Hermanos Marx.

Como parte de su contrato con la Twentieth Century-Fox, Martin también apareció en "Locuras de estudiantes" (con una joven Judy Garland), "Banjo on My Knee" (Barbara Stanwyck, Joel McCrea), "Sing and Be Happy", "Diversión en Nueva York" (Faye, Don Ameche), "Alí Baba en la ciudad" (Eddie Cantor) y "Sally, Irene and Mary".

En los 40 se pasó a MGM y cantó en películas como "Las chicas de Ziegfeld" (James Stewart, Lana Turner, Judy Garland), "Tienda de locos" (los Hermanos Marx), "Cuando pasen las nubes", "Fácil de amar" (Esther Williams) y "Sinfonía del corazón".

En 1948, produjo y estelarizó "Casbah", una bien recibida versión musical de "Algiers" con música de Harold Arlen y Leo Robin. Realizó giras por Europa y tuvo un contrato anual en el Palladium de Londres.

Martin se enamoró de Faye, con quien se casó en 1937 para formar una de las parejas más apuestas de Hollywood, pero el matrimonio se vino abajo por roces relacionados con conflictos de trabajo y el divorció quedó formalizado dos años después.

Martin conoció a Charisse en una cena ofrecida por su agente mutuo, y con ella se casó en 1948.

En 1976 Martin y Charisse, quienes a menudo realizaron giras musicales juntos, publicaron la biografía doble "The Two of Us".

Martin nació el 25 de diciembre de 1913. Sus padres se divorciaron cuando era un bebé.

"Fui el regalo de Navidad de una familia que no creía en la Navidad", escribió Martin. "El nombre que me dieron cuando nací ese Día de Navidad en 1913 fue Alvin Morris. Tony Martin no nació hasta mucho tiempo después".