El presidente del Gobierno de Italia, Mario Monti, viajará el próximo 2 de agosto a Madrid, donde se reunirá con su homólogo español, Mariano Rajoy, y asistirá a un almuerzo de trabajo, con la situación de la eurozona y el euro como eje central del encuentro.

El presidente italiano será recibido en audiencia por el rey Juan Carlos I, aunque según fuentes diplomáticas españolas este acto está todavía por cerrar.

La visita de Monti a Madrid forma parte de una gira que comienza mañana en París, sigue en Helsinki y finaliza en la capital española.

El presidente de Italia llegará a Madrid hacia las 14.00 hora local (12.00 GMT) y abandonará la capital de España a las 17.00 (15.00 GMT), dijeron a Efe fuentes de la presidencia italiana.

Aunque se da por descontado que ambos líderes abordarán la situación de la Unión Europea y que tratarán los mecanismos para salir de la crisis no existe una agenda fijada, añadieron.

Además de analizar la evolución de la situación económica en la zona euro, instarán a la UE a que haga realidad los acuerdos adoptados en el último Consejo de Europa, en un momento en el que los mercados con la prima de riesgo disparada están ahogando a España y a Italia, según los analistas económicos.

Monti, y la canciller alemana, Angela Merkel, han manifestado que Italia y Alemania "adoptarán todas las medidas necesarias para proteger la zona euro", y "reiteraron la petición común de que sean puestas en marcha las conclusiones del Consejo Europeo del 28 y 29 de junio, sin retraso alguno", informó ayer la presidencia del Gobierno italiano.

En ese Consejo se acordó, entre otras medidas, facilitar el uso de los fondos de rescate europeos para comprar deuda de países bajo presión en los mercados.

El diario italiano Il Sole 24 Ore señala hoy que tras "el estallido del caso de la recapitalización de los bancos españoles, España está encontrando crecientes dificultades para conseguir los objetivos sobre el déficit y en mantener bajo control el endeudamiento de las autonomías".

"La rentabilidad de los títulos de Estado españoles -asevera Il Sol-, contrariamente a los italianos, se ha disparado hasta un nivel muy cercano a lo insostenible" y "la puesta en marcha del SMP (Securities Markets Programme) del BCE sobre los bonos, sin ninguna condición, podría ser un bocado demasiado grande para el estómago de Alemania".

Il Corriere della Sera, por su parte, asegura hoy que "el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), que tendrá en caja no más de 40.000 millones de euros reales, debería comprometerse a comprar títulos españoles en las subastas; pero sobre todo - a petición de Alemania - el primer ministro Rajoy debería firmar un 'Memorándum de acuerdo' que compromete al Reino para el futuro".

Por eso, la visita de Monti es tan "importante", destaca.

Monti viaja mañana a París para reunirse con el presidente francés, François Hollande, y el 1 de agosto se trasladará a Helsinki, donde se entrevistará con el primer ministro finlandés, Jyrki Katainen, y con el presidente de la República, Sauli Niinisto.

Para Italia es de sumo interés el viaje a Helsinki, ya que es el único viaje que cuenta con programa.

Monti se dispone a convencer a los finlandeses de la importancia de aplicar los acuerdos del Consejo Europeo "para salir de la crisis", pues se mostraron reticentes a ellos al salir de Bruselas, explicaron fuentes del Gobierno italiano.

El presidente italiano ha manifestado en numerosas ocasiones que es necesario aplicar las medidas contra la crisis acordadas por los líderes de la UE en su reunión de finales de junio, a la vez que ha señalado que las instituciones italianas deben estar "en estado de alerta" ante las turbulencias en los mercados.