El primer duelo entre argentinos y británicos en los Juegos Olímpicos culminó el lunes con victoria para los dueños de casa en hóckey sobre césped y sin que se registrase manifestación alguna de las tensiones entre ambos países en torno a las islas Malvinas.

Los británicos ganaron 4-1 con dos goles de Andy Middleton. Dan Fox y Richard Smith aportaron uno cada uno.

Los equipos salieron a la cancha juntos, se pararon uno al lado del otro para entonar los himnos y se estrecharon las manos. En ningún momento se produjeron incidentes relacionados con el reclamo argentino de soberanía sobre las Malvinas, o Falklands, como le dicen los británicos.

Este año se cumplió el 30mo aniversario de la ocupación argentina de las islas y su expulsión por los británicos, y la presidenta argentina Cristina Fernández reiteró el reclamo de su país.

Middleton abrió el marcador a los 22 minutos tras aprovechar un rebote tras un córner. Su segundo gol fue a poco de comenzado el segundo tiempo en una jugada individual para batir el arquero argentino Juan Manuel Vivaldi.

Fox (49) y Smith (52) pusieron un 4-0. Pedro Ibarra (55) descontó para Argentina.

Smith fue el primero que extendió su mano durante los rituales previos al partido para saludar al argentino Gonzalo Peillat.

Durante el partido, privó el orgullo deportivo y no hubo pronunciamientos políticos.

"El único objetivo fue jugar con todo nuestro empeño. Nada más", expresó el técnico británico Jason Lee.

Cuando se le preguntó por algunos roces, especialmente en los minutos iniciales, el veterano jugador británico Alastair Wilson dijo que son parte del juego, sobre todo si se busca una medalla olímpica.

"Va a pasar lo mismo en todos los partidos", afirmó. "Todos están desesperados por ganar. Todos pelean cada pelota dividida".

La guerra de las Malvinas dejó más de 900 muertos, en su mayoría argentinos.

El deporte no se ha podido mantener al margen de la disputa.

En febrero la FIFA le pidió a Argentina que explicase versiones de que se planeaba jugar un campeonato llamado Crucero General Belgrano, el nombre de la nave argentina hundida por un submarino británico durante la guerra.

Y durante el proceso de selección de la sede de la Copa Mundial del 2018, a la que se postularon los británicos, el presidente de la Asociación de Fútbol Argentino dijo en broma que solo apoyaría esa candidatura si les devolvían las islas. La sede la obtuvo Rusia.

___

Tim Reynolds está en Twitter como http://www.twitter.com/ByTimReynolds