República Dominicana le pegó un susto a la poderosa Rusia, con un juego aguerrido que le permitió ganar un set, pero al final sucumbió en cuatro parciales en la primera ronda del vóleibol femenino de los Juegos Olímpicos.

Las rusas se impusieron con parciales 25-23, 25-15, 24-26, 25-22.

Fue la segunda derrota al hilo para las dominicanas, luego que el sábado perdieron en cuatro sets ante Italia. El conjunto caribeño aún tiene opciones de pasar a la segunda fase, aunque estarán obligadas a ganar cuando enfrenten el miércoles a Japón.

Rusia se apuntó su segunda victoria en su grupo y quedó en una buena posición para avanzar a la siguiente ronda. En su debut venció a la anfitriona Gran Bretaña.

"Estábamos enfrentando a uno de los mejores equipos del mundo, si no el mejor, hicimos lo posible para contrastarlo", dijo a The Associated Press la capitana dominicana Milagros Cabral. "No salgo satisfecha, pero los tres partidos que nos quedan son los más importantes para nosotros porque son equipos que están a nuestro nivel y tenemos que ganarlos".

Después de Japón, las dominicanas enfrentan a Gran Bretaña y Argelia.

El partido arrancó con pleno equilibrio de fuerzas, en un primer parcial de alta intensidad dominado por la agresividad de las caribeñas frente al poderío en la red de las gigantescas rusas.

Sin embargo, en el segundo parcial se evidenció la dificultad de las dominicanas en controlar los remates y bloqueos de la rusa Ekaterina Gamova, con 2,02 metros de altura y un salto espectacular.

Cándida Arias y Bethania de la Cruz trataron de hacer lo propio para las dominicanas, que contaron con las simpatías mayoritarias de un bullicioso público en el recinto de Earl's Court, en el oeste de Londres

De la Cruz fue puro coraje en los momentos claves del partido, con remates cargados de veneno imparables para las rusas. La otra pieza fundamental de las dominicanas fue la capitana Cabral, quien con 1,81 metros de estatura no es la jugadora más alta de su equipo, pero su entrega y fortaleza inspiran a sus compañeras.

De hecho, De la Cruz fue la máxima anotadora del partido con 26 puntos, superando a Gomova, quien lideró a las rusas con 22.

"Había un momento en que pensamos que podríamos ganar el partido, lo intentamos, pero nos quedan tres partidos muy importantes que vamos a salir a ganar", declaró De la Cruz.

Las rusas demostraron su condición de potencia por el control aéreo que impusieron Gomova, Maria Borodakova y Nataliya Obmochaeva, implacables en la red.

En el tercer parcial volvieron las emociones de un juego de poder a poder, con el marcador empatado hasta los últimos dos puntos que inclinaron el set a las dominicanas.

Un cuarto set parejo y emocionante hasta el final definió el partido a favor de las rusas, que se preparan para enfrentar el miércoles a Argelia.

La rusa Obmochaeva reconoció su selección se vio sorprendida por el "buen juego de conjunto" de las dominicanas, que las llevó a cometer errores que les costó el tercer set.