La colombiana Mariana Duque se retiró el lunes del torneo de tenis olímpico por una lesión en la rodilla derecha que se produjo mientras disputaba su partido de primera ronda ante la rusa María Kirilenko.

A falta de pruebas más exhaustivas, el primer diagnóstico indicó que se trataba de una distensión de ligamentos, según explicó la propia tenista colombiana.

Duque abandonó el encuentro contra Kirilenko, 14ta. preclasificada, cuando perdía por 6-0, 1-1.

"Estaba tratando de golpear una derecha en carrera. Me resbalé y sentí que se trabó la rodilla", dijo Duque. "No podía levantarme".

El césped replantado en esta sede tres semanas después de finalizar el torneo de Wimbledon provocó numerosas caídas y resbalones entre los jugadores, sobre todo en la primera fecha. Pero Duque señaló que precisamente había notado que la hierba estaba mejor que otros días.

La colombiana, número 117 del mundo, había entrado al torneo tras la baja por lesión de la estonia Kaia Kanepi.

Duque había perdido claramente el primer parcial ante Kirilenko, pero venía encontrándose mejor en el segundo set.

"Comencé muy nerviosa, con muchos errores. Ella (Kirilenko) no tuvo que hacer realmente nada para ganar", relató. "Pero me estaba encontrando mucho mejor en el segundo set".

A pesar de la amarga despedida, Duque dijo haber disfrutado de su primera experiencia en unos Juegos Olímpicos.