El equipo de gimnasia de hombres de Estados Unidos busca ganar el lunes su primera medalla de oro desde 1984.

Danell Leyva, de madre cubana, será el pilar del equipo durante la competición. Leyva participa en cuatro de las seis pruebas y será el último en subir a la barra fija, que cierra el duelo.

Estados Unidos fue líder en la clasificación del sábado, pero las puntuaciones se borran para la final.

John Orozco, descendiente de puertorriqueños, participará en todas las modalidades, salvo el piso.

___

NADIE GRITA COMO LA VENEZOLANA

Hay quien se emociona con el boxeo. Y hay quien emociona más que una pelea.

Una seguidora de los boxeadores venezolanos no se guarda nada cuando está en el graderío. Desde su asiento, no deja de gritar en español, con una voz potente y una tonada muy peculiar, que resuena en toda la arena.

El domingo, el público que veía el combate entre el venezolano Gabriel Mestre y el iraní Amin Ghasemi disfrutó más del entusiasmo mostrado por la aficionada que de la pelea misma. La ovacionaron cada vez que lanzaba una arenga.

Cuando Mestre ganó la pelea, muchos aficionados le dieron la espalda, para aplaudir a la aficionada, en vez de ovacionar al púgil. La apasionada seguidora guardaba silencio en ese momento, pues se estaba persignando, aliviada.

UNA SONRISA DEL CABALLO, POR FAVOR

La "sonrisa" de este caballo no tiene par.

Su nombre es Sofarsogood y su jinete es la sueca Malin Petersen. David Goldman, fotógrafo de la AP, capturó la imagen el domingo, cuando Petersen y el equino salían de la pista tras competir en la prueba de adiestramiento. En esta competición, el caballo debe caminar, trotar y detenerse, para evaluar su obediencia.

Si hubiera una competición de sonrisas, tendría la medalla de oro.

¿DONDE ESTAN LAS LLAVES... DE WEMBLEY?

La policía londinense extravió un juego de llaves la semana pasada. Eso le ocurre a cualquiera, pero en este caso, las llaves perdidas eran nada menos que las del Estadio de Wembley, sede del fútbol olímpico en el poniente de Londres.

Sin embargo, Scotland Yard negó que el caso represente un riesgo de seguridad.

Aunque las llaves no han aparecido, tampoco hay evidencia de que alguien las haya robado, añadieron las autoridades. Consideran que probablemente algún agente las perdió.

Los organizadores de los Juegos Olímpicos enfatizaron que los candados importantes de la sede se cambiaron, por lo que no hay peligro. La policía no dio detalles sobre qué puerta se abría con esas llaves.

REMEMBRANZA DE LONDRES 1948

Los Juegos Olímpicos de 2012 se recordarán probablemente como los primeros en que fue posible usar un iPad y en que el iPhone se había popularizado. Pero la fiesta olímpica anterior que se realizó en esta ciudad, se recuerda por un invento entonces muy novedoso, el televisor.

La mayor parte de la cobertura de los Juegos en Norteamérica siguió siendo mediante la radio y los diarios, pues no había redes de TV comparables con las de Londres.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino