Japón consiguió el lunes su primera medalla de oro en Londres 2012, gracias al judo, el deporte que el país aportó al olimpismo, donde Kaori Matsumoto se impuso en la final de la categoría de menos de 57 kilogramos.

Matsumoto, de 25 años, derrotó a la rumana Corina Caprioriu, gracias a un buen ataque con los pies, que le permitió ir sacando ventaja antes de derribarla para conseguir el triunfo.

Caprioriu se quedó con la plata. Las medallas de bronce fueron para la estadounidense Marti Malloy y para la francesa Automne Pavia.

También en el judo, los hombres han dado tres preseas a Japón en Londres 2012, dos de plata y una de bronce.

En la categoría de hombres de menos de 73 kilos, el ruso Mansur Isaev se hizo del oro, al imponerse al campeón mundial vigente, el japonés Riki Nakaya, en un combate apretado en el que ambos judokas tuvieron dificultades para derribarse o someterse.

Isaev, de 25 años, fue séptimo en el Mundial de 2011. Dio la sorpresa en los Juegos, al doblegar en semifinales a Wang Ki-chun, primero del ranking.

El bronce quedó distribuido entre el mongol Nyam-Ochir Sainjargal y el francés Ugo Legrand, quien propinó una derrota más al surcoreano Wang en el duelo por el tercer puesto.