Un juez colombiano mantuvo hoy una orden de captura contra el ex alto comisionado para la Paz durante los dos Gobiernos de Álvaro Uribe (2002-2010), Luis Carlos Restrepo, prófugo de la Justicia desde que fue acusado de participar en una falsa desmovilización de guerrilleros.

Esta decisión del Juzgado Tercero de Reconocimiento de Bogotá responde a un nuevo análisis del caso solicitado por la Corte Suprema de Justicia, después de que la orden de captura emitida en febrero quedara revocada por una jueza del Circuito Penal en marzo.

También el Tribunal Superior de Bogotá había reconocido en mayo pasado la medida de aseguramiento (detención sin beneficio de excarcelación) que fue solicitada por la Fiscalía colombiana a la Interpol en febrero.

Restrepo se encuentra en paradero desconocido desde hace más de seis meses y sólo se ha pronunciado sobre el proceso que se sigue en su contra desde la clandestinidad, cuando en febrero reconoció que estaba buscando protección en el exterior.

La Justicia colombiana investiga la responsabilidad del ex alto comisionado en la desmovilización supuestamente falsa de los integrantes de un frente llamado "Cacica Gaitana" de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en la población de Alvarado (suroeste), en marzo de 2006.

La mayoría de los insurgentes desmovilizados eran indigentes o desocupados que fueron reclutados y entrenados en horas, según la investigación de la Fiscalía, que también estableció que muchas de las armas entregadas no servían.

Asimismo, señaló que este proceso fue financiado por un narcotraficante que se infiltró como rebelde.

Este supuesto montaje se dio al final de la aplicación del marco jurídico de Justicia y Paz, por el cual se disolvieron más de 31.000 integrantes de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).