El mayor archivo gráfico del mundo sobre estrellas y películas de Hollywood saldrá a subasta el próximo año debido al cierre de una tienda de Nueva York que durante más de siete décadas había atesorado tres millones de, negativos, carteles, fotos y grabados que capturan la historia más memorable del cine.

"Hay representadas más de 11.000 películas y unos 5.000 actores, es la colección más completa del mundo y, lo que es más importante, incluye negativos nunca vistos y que son los únicos ejemplares que han sobrevivido", explicó hoy a Efe Arlan Ettinger, presidente de Guernsey's, la casa de subastas a la que se ha adjudicado la venta.

En este impresionante archivo, reunido desde 1939 por una tienda de Manhattan llamada "Movie Star News", figuran carteles de títulos tan emblemáticos como "King Kong" (1933), "Ciudadano Kane" (1941), "Lo que el viento se llevó" (1939) y "El padrino" (1972), y negativos de astros del celuloide como Charles Chaplin, James Dean, Cary Grant, Judy Garland, Orson Welles y Marylin Monroe.

"Se calcula que, sólo de Monroe, puede haber entre 600 y 1.000 fotografías nunca vistas. Pero no sólo hay documentos de gigantes de la pantalla, sino también de caras que resultarán familiares para los espectadores, quienes las habrán visto muchísimas veces, aunque no sepan sus nombres", añadió.

Este archivo gráfico de tres millones de unidades fue a parar a Movie Star News a lo largo del tiempo desde los grandes estudios cinematográficos, que "no tenían tiempo para gestionar los negativos que generaban, por lo que decidieron delegar el servicio de distribución en una empresa especializada que actuara como conducto.

Según explicó Ettinger, la tienda se encargaba de hacer copias de los negativos para venderlas a los aficionados, pero la expansión de internet restó sentido a su función como distribuidora, por lo que ha acabado cerrando sus puertas.

El archivo ha sido comprado por una compañía de Las Vegas dedicada al coleccionismo, y será puesto a la venta a comienzos del próximo año, en una subasta que, según Ettinger, se pretende realizar en tres tandas, ordenadas por actores, el género de las películas o sus títulos, "cuando tengan entidad por sí mismos".

También se le asignará una sección aparte a Bettie Page (1923-2008), la modelo estadounidense que se convirtió en un icono de los póster y que mantenía una estrecha amistad con uno de los fundadores de la tienda, Irving Klaw.

Éste aprovechó su relación con ella para darle una nueva dimensión al negocio y tomar él mismo fotografías de artistas ligeras de ropa, portando objetos como cuerdas o fustas, que también ponía a la venta, entre ellas hasta 1.500 de Page.

Klaw tuvo que comparecer por este motivo en 1955 ante un subcomité del Senado estadounidense que vigilaba la difusión de materiales obscenos y pornográficos.

"No es que sean unas fotos especialmente escandalosas o provocativas para lo que estamos acostumbrados hoy en día, de hecho, son muy inocentes comparadas con los anuncios publicitarios actuales, pero en la década de los cuarenta y cincuenta, el mundo era diferente", puntualizó Ettinger.

Por el momento, la tienda se está vaciando, "una tarea nada fácil", según Ettinger, y los que hasta ahora han sido sus habitantes están abandonando la que fue su casa durante 73 años, en busca de un nuevo hogar que quiera acoger a unos inquilinos de película.