El Gobierno dominicano anunció hoy la ejecución de un plan para la prevención y erradicación de la violencia de género e intrafamiliar, que en los últimos años ha disparado los niveles de alarma en el país.

El propósito del programa, dirigido en una primera etapa a los trabajadores de las zonas francas industriales, también incluye combatir los delitos sexuales, el acoso laboral y promover la cultura preventiva.

La información, dada a conocer a través de la Procuraduría General de la República, asegura que el objetivo del programa es promover una sociedad sana y libre de violencia para lo cual se desarrollarán una serie de actividades que incluyen la difusión de informaciones y la implementación de un proyecto de capacitación.

Como parte del plan, las instituciones involucradas ofrecerán la debida asistencia y ayuda en los casos de violencia contra la mujer e intrafamiliar a las empresas y empleados de las zonas francas que lo requieran.

Además, dispondrán de recursos humanos y logísticos para las capacitaciones coordinadas conjuntamente con las empresas de zonas francas.

La iniciativa, de la que participan también los ministerios de Trabajo y de la Mujer, es anunciada en momentos en que las cifras oficiales hablan de un incremento en el número de asesinatos de mujeres por parte de sus parejas o excompañeros.

Las autoridades fiscales del Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo han calificado como una "epidemia" la ocurrencia de feminicidios en el país, mientras que la exvicepresidenta dominicana Milagros Ortiz Bosch favoreció que el Gobierno declare la "emergencia nacional" ante el aumento de estos casos.

De acuerdo a cifras oficiales, el año pasado 234 mujeres fueron asesinadas y más de 800 niños quedaron huérfanos a causa de los feminicidios.

El alcalde de Santo Domingo, Roberto Salcedo, anunció que mañana encabezará una marcha de hombres con el propósito de llamar la atención sobre el problema.