La distancia entre ambos equipos es sideral. Y si los astros de la NBA de Estados Unidos juegan con todo ante Túnez, el martes podría haber una paliza histórica en los Juegos Olímpicos.

Con LeBron James, Kobe Bryant y Kevin Durant a la cabeza, Estados Unidos, favorito para llevarse el oro por segunda ocasión consecutiva, enfrentará a un Túnez que viene de perder con Nigeria en un choque entre los dos peores equipos del torneo olímpico de básquetbol masculino.

Túnez cayó 60-56 ante Nigeria en su debut y asusta pensar lo que podría pasar el martes. Para los estadounidenses el partido será seguramente una práctica en la que tratarán de corregir algunas fallas experimentadas en su victoria ante Francia y de adaptarse a los arbitrajes.

Los norteamericanos se quejaron mucho de los silbatos durante el encuentro con Francia, en que, según ellos, se pitó cualquier roce. Su rendimiento, por otro lado, tuvo altibajos y fallaron los seis primeros triples que ensayaron.

De todos modos, vencieron 98-71 a una Francia que es el equipo con más luminarias de la NBA después de los estadounidenses, con seis.

Los árbitros "se equivocaron con muchos fallos", dijo Carmelo Anthony. Además de ser severos, "a veces pitaban una jugada a favor de uno, otra en contra".

"Tenemos que hacernos a la idea de que pitan así", agregó.

A James no le preocuparon tanto los árbitros como el desempeño del equipo.

"No estuvimos muy bien. Hay que mejorar. Regalamos muchas pelotas. Nos cobraron demasiadas faltas y no recuperamos un par de rebotes que pudieron ser nuestros", expresó.

Francia, mientras tanto, pondrá a prueba a Argentina, que en su debut le ganó 102-79 a Lituania y fue el equipo más prolífico. El trío de Manu Ginóbili, Carlos Delfino y Luis Scola aportó 73 puntos y tratará de repetir su actuación ante un rival que jamás le ganó a Argentina en competencias internacionales.

Brasil, que viene de doblegar a Australia, enfrentará a Gran Bretaña.

Otro duelo entre los brasileños y los dueños de casa decidirá el vencedor de uno de los grupos del fútbol femenino. Brasil y Gran Bretaña ganaron los dos partidos que llevan disputados y ahora se medirán por el primer lugar de la zona en Wembley.

Argentinos y brasileños también irán por su segundo triunfo en vóleibol masculino, los argentinos contra Italia y los brasileños ante Rusia. Y las "Leonas" argentinas del hóckey sobre césped se batirán con Estados Unidos, otro pretendiente al oro que les ganó la final de los Juegos Panamericanos del año pasado.

El estadounidense Michael Phelps volverá a acaparar la atención en la piscina olímpica, en que correrá la final de los 200 metros mariposa. Phelps obtuvo el quinto registro en las eliminatorias del lunes.

El norteamericano, dueño de 14 medallas de oro, cosechó una de plata el domingo en un relevo y necesita dos preseas más para ser el deportista que más medallas olímpicas ganó. Actualmente tiene 17, una menos que la gimnasta soviética Larisa Latynina, primera en la tabla histórica.

China, por su parte, procurará mantener su dominio absoluto de la plataforma sincronizada de 10 metros femenina. Las chinas ganaron todas las pruebas desde que se incorporó esta disciplina a los clavados en los juegos en el 2000. Chen Ruolin tratará de revalidar la corona de hace cuatro años en Beijing en esa prueba.