Las acciones de las guerrillas de las FARC y del ELN se concentran en una mínima parte del territorio colombiano y los rebeldes están evitando entrar en enfrentamientos con la fuerza pública, aseguró el lunes el ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón.

Pinzón dijo que de los más de 1.100 municipios del país, las acciones de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) ocurren en solo una porción pequeña del país.

Los ataques o acciones de los rebeldes tienen lugar donde vive el 4,6% de la población colombiana, de unos 46 millones de habitantes en más de 1.100 municipios, según el ministro.

"Esto quiere decir que durante el primer semestre de este año, en 1.011 municipios del país no se han presentado actos terroristas de estos grupos al margen de la ley", agregó el funcionario en el municipio de Rionegro, departamento de Antioquia, a unos 225 kilómetros al noroeste de Bogotá.

Pinzón advirtió, sin embargo, que "con esto no queremos minimizar el problema, pero es importante que los colombianos sepan dónde está concentrado el terrorismo".

El ministro dijo que los ataques de las FARC y el ELN se presentan mayoritariamente en aquellas localidades en las que siempre han tenido una presencia histórica de esas dos guerrillas que hoy son corredores del narcotráfico.

Esos guerrilleros "están rehuyendo al combate con las Fuerzas Armadas y cada vez más se parecen a grupos terroristas como el IRA (de Irlanda) y la ETA (de España), es decir, organizaciones que van perdiendo su estructura de carácter militar, sin capacidad de control territorial y recurriendo al terrorismo como casi la única forma de acción".

El presidente Juan Manuel Santos, en relación con el tema de seguridad en el país, sostuvo el lunes que "hay alguna percepción (de) que se está bajando la seguridad (y) es posible que así sea en algunas zonas".

En declaraciones al canal de televisión RCN indicó, sin embargo, que en términos generales ha habido un notable avance en estos dos años en temas de seguridad.

La revista Semana publicó el domingo una encuesta según la cual Santos bajó 10 puntos porcentuales en su popularidad — ahora está en 48%_, entre otros motivos por una creciente percepción de que aumenta la inseguridad en el país y a que, según el sondeo, el presidente no ha cumplido sus promesas de campaña.

La encuesta fue realizada por la empresa Ipsos Napoleón Franco entre 1.009 personas en 13 distintas ciudades del país del 20 al 22 de julio pasado. Tuvo un margen de error de 3,1 puntos porcentuales.