El tema era el arte, pero la duquesa de Cambridge fue la estrella.

La esposa del príncipe Guillermo deslumbró a la gente el lunes cuando se reunió con el primer ministro David Cameron y decenas de artistas británicos en el marco de los Juegos Olímpicos de Londres.

Su llegada fue anunciada con una fanfarria en la alfombra roja de la Academia Real de Artes, donde se reunió con 800 integrantes de los sectores musical, fílmico, artístico y de los espectáculos británicos.

La duquesa llevaba recogido su largo y obscuro cabello, y lució un vestido gris de la diseñadora serbia Roksanda Ilincic.

Otros de los invitados eran la diseñadora de modas Stella McCartney, el director de cine Terry Gilliam, la modelo Lily Cole y los cantantes Katy B y Roger Daltrey.

Horas antes, William y Kate vieron a la prima del príncipe, Zara Phillips, durante su participación en las competencias ecuestres combinadas de los Juegos. La pareja real planea asistir a más de 30 competencias deportivas Olímpicas.