Los ministros de Relaciones Exteriores de Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela iniciaron hoy en Brasilia una reunión "informal" en la que analizarán los plazos que se dará a este último país para adaptarse a la normativa del Mercosur.

Venezuela será acogida formalmente como miembro pleno del bloque mañana, en una ceremonia que se celebrará en la capital brasileña y a la asistirán los presidentes de estos cuatro países.

A la reunión de cancilleres, que preside el anfitrión brasileño, Antonio Patriota, asisten el venezolano Nicolás Maduro, el argentino Héctor Timerman y el uruguayo Luis Almagro, quienes en ese orden llegaron a la sede del Ministerio de Exteriores de Brasil.

El ingreso de Venezuela fue aprobado en 2006 por los socios del Mercosur y refrendado en los años posteriores por los Parlamentos de Argentina, Uruguay y Brasil, pero no se había podido concretar hasta ahora por la falta de ratificación del Congreso paraguayo.

Sin embargo, la destitución el pasado 22 de junio de Fernando Lugo de la Presidencia de Paraguay propició un polémico acuerdo político que se consumó en la Cumbre semestral que el bloque celebró siete días después en la ciudad argentina de Mendoza.

En esa Cumbre, a la que no se le permitió asistir al sucesor de Lugo, Federico Franco, Paraguay fue suspendido del bloque y así se consideró zanjado el obstáculo que frenaba la entrada de Venezuela, aprobada en Mendoza por Fernández, Mujica y Rousseff.

Al acto en que se formalizará el ingreso de Venezuela al Mercosur asistirán mañana los presidentes de Argentina, Cristina Fernández, y de Uruguay, José Mujica, así como el líder venezolano Hugo Chávez, quienes antes de la ceremonia oficial tendrán una reunión privada con la anfitriona Dilma Rousseff.

A partir de su incorporación formal al bloque, Venezuela deberá adaptarse a las normas y nomenclaturas del Mercosur, así como a su Arancel Externo Común, que varía entre 0 y 20 por ciento, según los productos procedentes de países ajenos al bloque.

Las reuniones técnicas con ese fin comenzaron la semana pasada, en Caracas, donde una delegación brasileña analizó el asunto con miembros del Gobierno venezolano y, según dijo Chávez, identificaron unos 230 códigos de productos que Venezuela podría comercializar desde ya en el ámbito del Mercosur.

Según un comunicado difundido hoy por la cancillería brasileña, con el ingreso de Venezuela el Mercosur pasará a estar integrado por 270 millones de personas, que suponen el 70 por ciento de toda la población suramericana.

Entre los cinco países miembros, pues se cuenta al suspendido Paraguay, el Mercosur tendrá un producto interno bruto (PIB) de 3,3 billones de dólares y un territorio de 12,7 millones de kilómetros cuadrados, dice la nota.