La aerolínea comercial Sol del Paraguay anunció el lunes el cese de sus vuelos a Argentina y Bolivia por problemas económicos.

Un comunicado publicado en los principales diarios de Asunción informó que a partir del 1 de agosto de 2012 se cancelarán todas las operaciones regulares de la compañía a esos destinos.

Agregó que "la imposibilidad de sumar nuevas rutas debido a la falta de apoyo de países vecinos limita nuestro crecimiento y provoca daños económicos irreparables".

Rubén Aguilar, administrador del aeropuerto de Asunción, comentó que la empresa funcionaba desde noviembre de 2011 "y era la única con bandera paraguaya cuyo directorio estaba integrado por empresarios paraguayos".

Agregó que "Sol del Paraguay tenía cerrado en un 98% un acuerdo para explotar la ruta Asunción-Sao Paulo y le faltaba poco para firmar un convenio de explotación de espacios en el aeropuerto de Guarulho, además de interesarse en la ruta Asunción-Montevideo que tenía la desaparecida empresa uruguaya Pluna".