El jardinero derecho Jason Heyward pegó jonrón y anotó tres carreras para los Bravos de Atlanta que ganaron 8-2 a los Marlins de Florida y acabaron con el maleficio de 16 derrotas consecutivas que habían tenido en los partidos disputados en lunes, incluidos 12 en lo que va de temporada.

El abridor Tommy Hanson fue el único de los peloteros de los Bravos que no se puso las medias altas como hizo el resto de sus compañeros, para salir como se uniformaban antes los peloteros, en un intento por romper la mala racha.

Hanson (2-5) siguió con el pantalón caído hasta sus zapatillas deportivas e hizo una excelente labor sobre el montículo para quedarse con la victoria.

El abridor de los Bravos trabajó cinco entradas y cedió seis imparables con una carrera limpia dio tres bases por bolas y sacó cuatro ponches.

La victoria fue la sexta consecutiva para los Bravos que llegaron a la serie contra los Marlins después de barrer la de tres juegos que concluyeron el domingo ante los Filis de Filadelfia y que les permite ponerse con 14 triunfos por encima del par (.500) por primera vez en lo que va de temporada.

El equipo de Atlanta también se coloca a tres juegos y medio por detrás de los Nacionales de Washington en la lucha por el liderato de la División Este de la Liga Nacional.

Los Bravos ganaron por primera vez en un lunes desde el 22 de agosto del 2011 cuando se impusieron por blanqueada de 3-0 a los Cachorros de Chicago.

La derrota fue para el abridor zurdo Mark Buehrle (9-10) que fue castigado con seis carreras y ocho imparables, además de dar cuatro bases por bolas en los cuatro episodios y un tercio que estuvo en el montículo.

Buehrle necesita conseguir una victoria más para llegar al menos a las 10 por duodécima temporada consecutiva.