El español Dani Pedrosa (Honda RC 213 V), tercero en el Gran Premio de Estados Unidos de MotoGP que se disputó en Laguna Seca explicó que ésta había sido la primera carrera con la nueva moto y que había logrado "otro podio, que no está nada mal, pues un pequeño error es suficiente para no acabar delante".

"He dado lo mejor de mí en esta carrera y la tercera posición ha sido el máximo que hemos podido conseguir esta vez", comentó Pedrosa, quien agregó que "al principio estaba confiado y tranquilo, cuando Casey me ha pasado, porque sabía que había montado el neumático blando, que era la opción más arriesgada para la carrera, pero que finalmente ha funcionado muy bien para él".

"Sabía que tenía un buen ritmo, pero cuando he vuelto a pillar a Casey y estaba preparado para pasarle he abierto el acelerador demasiado rápido y he tenido un gran susto, casi me he visto en el suelo", aseguró en la nota de prensa de su equipo.

"He perdido el contacto con los líderes y cuando he empezado a frenar más tarde para acercarme a ellos, se me ha cerrado la moto de delante varias veces y he estado a punto de no acabar la carrera, así que, a pesar de todo, estoy satisfecho, porque he seguido apretando hasta el final, dando el ciento por cieno, aunque hoy no fue bastante", lamentó Pedrosa.