Una persona falleció, cuatro se encuentran desaparecidas en Costa Rica y más de 1.500 han sido trasladadas a albergues debido a las fuertes lluvias que han azotado el país este fin de semana y que mantienen la costa del Caribe y parte del Valle Central en alerta media, según informes oficiales.

En total, la Cruz Roja ha reportado más de 23 comunidades afectadas por inundaciones y deslizamientos e inclusive sectores donde hay 250 personas incomunicadas, especialmente en el Caribe.

De acuerdo con un boletín oficial, una persona perdió la vida cuando era trasladada al hospital luego de resultar herida por un deslizamiento en la zona de Turrialba, unos 70 kilómetros al este de San José.

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) ha reportado graves daños en caminos, casas y puentes, aunque sin víctimas, pese a que un árbol cayó sobre un autobús con 60 pasajeros, pero todos resultaron ilesos.

El Instituto Meteorológico Nacional (IMN) informó que para hoy no se espera una mejoría en las condiciones del tiempo, por lo que las autoridades han pedido a la población mantenerse alerta.

Por su parte, el Ministerio de Educación Pública suspendió las clases en las comunidades más afectadas durante los próximos días, para facilitar las labores de ayuda.