La volante colombiana Yoreli Rincón es una estrella en ascenso en el fútbol de mujeres, pero no ha jugado un solo minuto hasta ahora en los dos partidos de su selección en los Juegos Olímpicos de Londres.

El técnico colombiano Ricardo Rozo afirma que es porque está lesionada. Pero el padre de Rincón alega que es por una disputa entre su hija y el timonel.

Rincón fichó este año con el club brasileño Piracicaba procedente del equipo colombiano Gol Star, que es entrenado por Rozo.

Colombia no ha marcado un solo gol en sus dos derrotas y muchos se preguntan porqué no juega Rincón, a quien en Brasil han llamado la "Nova Marta" para compararla con la fenomenal futbolista brasileña.

Cuando le preguntaron después de la derrota 3-0 ante Estados Unidos porqué Rincón no juega, Rozo dijo que "Yoreli está recuperando su nivel. Está lesionada, y el nivel en estos Juegos es alto. Así que esperaré al mejor momento para ponerla, y no creo que este sea el momento adecuado".

El padre de Yoreli, Elberth Rincón, negó que su hija esté lesionada y afirmó que Rozo tiene una vendetta contra ella.

"Todo esto se debe al resentimiento que existe en el entrenador Ricardo Rozo. Yoreli hacía parte del Club Gol Star de Bogotá y todo estaba dado para que ella jugara en Estados Unidos. Al final la negociación se cayó y terminó jugando en el fútbol brasileño. Eso al técnico no le gustó y a partir de allí empezó a tomar represalias con mi hija", declaró Elberth al diario colombiano Vanguardia.

Yoreli, que cumplió 19 años el viernes, ha rehusado hablar sobre el tema.

Muchas de las futbolistas de Colombia juegan en universidades en Estados Unidos, mientras que Rincón es la única con un contrato profesional fuera de Colombia.