Por unas horas, el tenis olímpico viajó un siglo atrás en el tiempo.

La lluvia apareció en Londres y Wimbledon se vio obligada a utilizar el domingo la cubierta retráctil de su Cancha Central. Técnicamente, la competición de tenis volvía a disputarse bajo techo por primera vez desde los Juegos de Estocolmo 1912.

"Realmente no pensé mucho en ello, ya que para mi primer partido en la Cancha Central y lo único que quería era disfrutar del momento", dijo la alemana Julia Goerges, quien tuvo el honor de ganar ese primer choque olímpico bajo techo tras imponerse por sorpresa a la polaca Agnieszka Radwanska, segunda raqueta del mundo y subcampeona de Wimbledon hace justo un mes.

"Es cierto que bajo techo la pista es diferente, pero es diferente para las dos", añadió Georges.

Ni Londres ni Wimbledon serían lo mismo sin la lluvia.

Un fuerte aguacero complicó la segunda jornada del tenis olímpico con la suspensión de más de 20 partidos. Como ocurre habitualmente en el torneo londinense, los Juegos Olímpicos también sufren los rigores del lluvioso clima británico.

Salvo en la Cancha Central techada, las lonas cubrieron durante horas todas las pistas de césped.

El techo retráctil de la pista se estrenó en el 2009 y fue uno de los mayores hitos de la historia en el centenario Wimbledon.

Hace 100 años, en Estocolmo 1912, el tenis se disputó en un pabellón con canchas de madera. En 1908, los juegos fueron en Londres y entonces no se eligió Wimbledon, sino una cancha bajo techo. Desde entonces, el tenis se había jugado siempre al aire libre, si bien el deporte de la raqueta desapareció del programa olímpico tras París 1924 y no regresó hasta Seúl 1988.

La cubierta de Wimbledon ha ayudado en los últimos tres años a salvaguardar algunos partidos de la lluvia, que siempre aparece, y no acumular demasiados retrasos en la competición.

Sin embargo, los tenistas siempre han comentado que el techo altera las condiciones de juego y de la hierba, muy diferentes en un espacio cerrado en comparación con el aire libre.

"Desde luego la cancha es diferente y además la hierba está mas resbalidaza que en Wimbledon", explicó el brasileño Thomaz Bellucci tras perder frente al francés Jo-Wilfried Tsonga en primera ronda.