La artillería y los helicópteros del régimen sirio continuaron hoy la gran ofensiva iniciada ayer con los bombardeos en distintos barrios de Alepo, la segunda ciudad del país, mientras que el líder opositor Abdelbasit Seida advirtió de una "masacre terrible" si la comunidad internacional no actúa.

El activista Abu Hisham, residente en Alepo (norte), dijo a Efe por internet que varios helicópteros militares dispararon hoy contra los barrios de Salahedín, Seif al Daula, Al Hamadaniya y Al Azamiya.

El testigo denunció que los heridos yacen en el suelo en algunos de esos distritos sin que nadie pueda acercarse a atenderlos debido a la intensidad de los ataques.

La Comisión General de la Revolución Siria apuntó que esta mañana continuaron los bombardeos con proyectiles de mortero de forma indiscriminada contra la zona de Hanano y la localidad de Hurriatan, en las inmediaciones de Alepo.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos destacó que hay fuertes enfrentamientos entre los rebeldes del Ejército Libre Sirio (ELS) y las fuerzas gubernamentales en las áreas de Bab al Hadid, Al Zahrá y Al Arkub, mientras que se escuchan explosiones en otros distritos de la ciudad.

Estas informaciones no han podido ser verificadas de forma independiente debido a las restricciones impuestas por las autoridades sirias a los periodistas para trabajar.

Anoche, desde los Emiratos Árabes Unidos, Seida, el presidente del Consejo Nacional Sirio (CNS), la principal agrupación opositora en el exilio, alertó del peligro de una masacre en Aelpo.

En una rueda de prensa, Seida denunció que "el régimen planea poner a Alepo bajo una opresión fuerte, mientras que la comunidad internacional no responde de la manera esperada".

En ese sentido, el líder opositor apuntó que el ejército del presidente Bachar al Asad emplea aviones militares tipo Mig 21 y 23, de fabricación rusa, en las operaciones castrenses.

A su juicio, el próximo paso en el plano diplomático debe salir de fuera del Consejo de Seguridad de la ONU, que hasta ahora ha sido incapaz de emitir una resolución contra el régimen por los vetos de Rusia y China.

En opinión del activista, "los intereses de Rusia en la región deberían tener en cuenta los del pueblo sirio".

Asimismo, subrayó que se "necesita ayuda humanitaria por valor 145 millones de dólares mensuales y en los últimos meses solo ha recibido 15 millones".

Por otro lado, indicó que "la idea de formar un Gobierno transitorio debe ser estudiada por las fuerzas que están sobre el terreno" y que ese Ejecutivo interino debería estar liderado por una personalidad de consenso para cumplir los objetivos de la revolución.