El primer ministro de Grecia, Andonis Samarás, prepara una "ofensiva de verano" para mejorar la imagen de su país acelerando privatizaciones, adelantando medidas de recorte y reuniéndose con varios líderes europeos para convencerles de su determinación, informa hoy la prensa local.

Según el diario "Kathimerini", Samarás dispone de 40 días para convencer a los representantes de la Unión Europea (UE) y del Fondo Monetario Internacional a que den su visto bueno para que Grecia cobre el tramo de 31.000 millones de euros del plan de rescate de 130.000 millones de euros, aprobado el pasado febrero.

El primer paso de la iniciativa sería adelantar varias medidas de recortes, inicialmente previstas para 2013, con el objetivo de limitar el "agujero" de ingresos provocado por una recesión económica que resulta ser más grave de lo inicialmente previsto.

Estas medidas incluirían la reducción de las pensiones y una nueva reducción de los salarios de los funcionarios.

Otro paso es la aceleración de las privatizaciones, exigida con insistencia por los acreedores desde el primer plan de rescate.

Hasta ahora no se ha producido ni una sola venta de una empresa pública, lo que ha provocado el malestar de los representantes de la "troika" internacional

Samarás quiere privatizar rápidamente la compañía pública de apuestas y de loterías, así como el terreno del antiguo aeropuerto internacional de Atenas en Helinikon.

El tercer paso de la "contraofensiva" del primer ministro griego es adoptar en el Parlamento, con procedimientos de urgencia, todavía en el mes de agosto, las fusiones de 200 organismos públicos.

Junto a esto, Samarás prevé cambiar las disposiciones de la ley sobre las inversiones para atraer capitales extranjeros.

También quiere liberalizar una serie de profesiones, como las de camioneros, taxistas, farmacéuticos y notarios.

Una vez tomadas todas estas medidas, Samarás quiere reunirse con la canciller alemana, Angela Merkel, y con el presidente francés, Francois Hollande, para convencerles de una prórroga al periodo de ajustes para Grecia.