Los pergaminos de España de nada valieron en Londres y la selección más exitosa de los últimos años fue eliminada el domingo inmisericordemente por Honduras de un torneo de fútbol olímpico que se está ensañando con los grandes.

Honduras se impuso 1-0 con un gol de Jerry Bengston, su tercero del torneo, y dejó a España sin posibilidades de alcanzar uno de los dos primeros lugares del Grupo D.

Los españoles habían perdido 1-0 en su debut ante Japón, que el domingo selló su clasificación a la siguiente ronda con una victoria por idéntico marcador sobre Marruecos.

También se clasificó Brasil, que le ganó 3-1 a Bielorrusia y totaliza igualmente seis puntos en su grupo.

El bicampeón olímpico Uruguay, por su parte, quedó en situación difícil al sucumbir 2-0 ante Senegal, que jugó la mayor parte del partido con un hombre menos.

Los uruguayos figuran terceros en el Grupo A, con tres puntos, contra cuatro de Senegal y Gran Bretaña, que le ganó 3-1 a los Emiratos Arabes Unidos.

El equipo celeste se jugará la clasificación el miércoles ante los dueños de casa, en Cardiff. A los británicos les bastará empatar para avanzar.

La eliminación de España fue comparada por muchos con la derrota el día previo del nadador Michael Phelps en los 400 metros estilos combinados. Phelps, quien cosechó 14 medallas de oro y dos de bronce en 16 carreras en las dos últimas olimpiadas, obtuvo un penoso cuarto lugar y ni siquiera subió al podio.

El desconcierto predominaba entre los españoles después del partido y su técnico Luis Milla insistía en que el equipo estaba para pelear el oro.

"Debimos haber ganado. Lo único que ha faltado fue el gol", dijo Milla.

"Cuando te marca el rival en la primera ocasión, todo cambia", agregó. "Pero intentamos buscar la portería rival. Si nos hubiera acompañado el resultado, este equipo iba para arriba, porque hemos ido de menos a más con facilidad".

"Hicimos una preparación muy similar a Dinamarca donde salimos campeones (sub23), pero en estos Juegos no hemos estado finos. Nos faltó el gol", insistió.

Los españoles trajeron un equipo con figuras rutilantes, como el arquero David de Gea (Manchester United), Jordi Alba (Barcelona), Iker Muniain (Athletic de Bilbao) y Juan Mata (Chelsea). Pero fueron ampliamente superados por Japón y no encontraron la forma de perforar el arco de una Honduras que encontró un gol a los siete minutos y luego supo defenderlo.

Bengtson, que ya había marcado dos veces en un empate 2-2 con Marruecos, anotó con un preciso cabezazo abajo desde cerca, sin que nadie lo molestase.

A partir de allí España tuvo el balón, pero falló siempre en la puntada final y tuvo mala suerte, ya que estrelló tres tiros en los palos. Milla dijo además que el árbitro no sancionó un penal a favor de su equipo.

España, no obstante, estuvo lejos de duplicar el juego de toques penetrantes de su selección mayor, que acaba de ganar su segundo Eurocopa consecutiva y además es campeona mundial. La impotencia se apoderó de los españoles y algunos casi pierden los estribos.

Uruguay, que regresa al fútbol olímpico por primera vez en 84 años, desde que ganó el segundo de sus dos títulos, tampoco encontró la forma de doblegar a un Senegal que, igual que Honduras, supo administrar un gol madrugador y no perdió la línea cuando se quedó con diez hombres sobre la media hora.

Moussa Konate, de 19 años, anotó los goles senegaleses a los 10 y 37 minutos. El segundo se produjo cuando Senegal jugaba con uno menos por la expulsión de Abdoulaye Ba a raíz de una falta contra Luis Suárez. Konate también lleva tres tantos.

A diferencia de España, Uruguay todavía tiene posibilidades de clasificarse, pues había ganado en su debut. Pero para ello deberá derrotar a los dueños de casa en la fecha final, tarea que no será fácil a la luz de lo demostrado por ambos equipos en lo que va del torneo.

Brasil, por su parte, ratificó su favoritismo para ganar el único título grande que no ha conquistado al imponerse 3-1 a Bielorrusia con un golazo de tiro libre y dos pases de gol de Neymar. Brasileños, líderes del Grupo C, y japoneses, punteros del D, son los únicos que han ganado sus dos primeros partidos.

Honduras quedó en buena posición, con cuatro puntos, contra uno de Marruecos y ninguno de España en el D. Se clasificará si le saca por lo menos un punto al ya clasificado Japón en el cierre de la primera ronda o si Marruecos no le gana a España.

México también dio un paso hacia la clasificación al superar 2-0 a Gabón con dos goles de Giovanni Dos Santos. Los mexicanos comparten el primer lugar del Grupo C con Corea del Sur, ambos con cuatro unidades. Suiza y Gabón tienen una cada uno.

Un empate ante Suiza le garantizará el pase a los cuartos de final a México.