El centrocampista holandés del Sevilla Hedwiges Maduro ha interrumpido su pretemporada tras haberle sido "detectada en los últimos días una anomalía congénita que afecta a su corazón", por lo que está siendo sometido a "nuevas y exhaustivas pruebas" médicas, según ha informado en un comunicado el club.

Los servicios médicos del Sevilla han explicado que la detección de esta anomalía ha sido "un hallazgo casual realizado en el curso de una exploración complementaria y que no es posible detectar en exploraciones convencionales".

Al internacional holandés, de 27 años y que fue fichado este verano procedente del Valencia, se le están haciendo "nuevas y exhaustivas pruebas diagnósticas para valorar el alcance de esta alteración y las posibilidades terapéuticas".

El club precisa que mientras no se disponga "de todos los datos" sobre su dolencia, "no se facilitará más información por respeto a la confidencialidad" sobre la situación médica del centrocampista.

Hasta ahora, el Sevilla y el jugador, "de mutuo acuerdo, habían decidido "no facilitar datos hasta disponer de un mínimo de elementos de valoración", según el escrito de la entidad sevillista, que indica, no obstante, que convocará una conferencia de prensa "tan pronto como se disponga de estos datos" para dar información.

Hedwiges Maduro llegó este verano al Sevilla, después de cuatro años y medio en el Valencia, tras quedar libre y no aceptar la oferta de renovación del club valencianista.

El centrocampista, internacional con Holanda en dieciocho ocasiones, firmó un contrato por tres temporadas con el Sevilla, hasta junio de 2015. Al Valencia llegó en enero de 2008, procedente del Ajax de su país, y jugó 113 partidos con la camiseta 'che', aunque la última temporada sólo disputó siete encuentros por una grave lesión en el tobillo izquierdo.