Mejor que tome nota Usain Bolt. Parece que nadie respeta a los favoritos en estos Juegos Olímpicos.

España fue eliminada en el fútbol, un relevo estadounidense que contaba con Michael Phelps y Ryan Lochte perdió ante Francia y un japonés que buscaba su tercer oro consecutivo en la misma prueba ni siquiera subió al podio el domingo en la segunda jorndada de los Juegos de Londres.

Por supuesto que también hubo resultados que se podían cantar de antemano: el oro surcoreano en la arquería por equipos de mujeres — su séptimo al hilo_, el triunfo de la holandesa Marianne Vos en el ciclismo de ruta y las abrumadoras victorias de Estados Unidos y España en el comienzo del básquetbol de hombres y de Argentina en el hockey de mujeres.

China sumó otros dos oros y se mantuvo en la cima del medallero con seis doradas, cuatro de plata y dos de bronce. Estados Unidos (3-5-3) e Italia (2-3-2) completan los tres primeros puestos.

España se despidió del torneo de fútbol con un revés 1-0 ante Honduras, en uno de los desenlaces más sorpresivos de una olimpiada que ya vio a Phelps marginado del podio en los 400 metros combinados y a los titanes del ciclismo británico rezagados en la prueba de ruta de hombres.

La selección española llegó a Londres como una de las favoritas al oro, junto con un Brasil que cumplió con los pronósticos, goleó 3-1 a Senegal con un magnífico partido de Neymar, y selló su boleto a los cuartos de final.

"Es posible que hubiera una presión (por el favoritismo), pero son jugadores de nivel, que saben jugar con situaciones límites", comentó el entrenador de España, Luis Milla. "Los técnicos tenemos que analizar esta eliminación".

La natación deparó nuevas sorpresas con el triunfo del cuarteto francés de Amaury Leveaux, Fabien Gilot, Clement Lefert y Yannick Agnel en el relevo 4x100 libre. Estados Unidos — con Phelps, Lochte, Nathan Adrian y Cullen Jones — se quedó con la plata y Rusia con el bronce. Los franceses dejaron atrás a Lochte, la nueva gran figura de la natación, en el último relevo.

"Al menos gané una medalla", dijo a modo de consuelo Phelps, quien conquistó su 17mo metal en su carrera olímpica y quedó a dos de superar el récord de la gimnasta soviética Larisa Latynina.

Por primera vez desde 2000, el podio de los 100 pecho no tuvo en lo más alto al japonés Kosuke Kitajima, quien en esta ocasión tocó la pared quinto a más de un segundo y medio del nuevo monarca olímpico, el sudafricano Cameron van der Burgh. El australiano Christian Sprenger se alzó con la plata y el estadounidense Brendan Hansen con el bronce.

En tanto, la británica Rebecca Adlington, la campeona olímpica vigente y gran favorita del público local, se tuvo que conformar con el bronce en los 400 libre que ganó la francesa Camille Muffat.

La estadounidense Dana Vollmer ganó el oro en los 100 mariposa con un nuevo récord mundial.

Ni siquiera la esgrima se salvó de los giros inesperados, ya que los cuatro favoritos del sable de hombres fueron eliminados antes de las semifinales y el oro terminó en el cuello del húngaro Aron Szilagyi, quien ocupa el sexto puesto del ranking mundial.

Tal y como se esperaba, Estados Unidos aplastó 98-71 a Francia en el básquetbol y España, después de un inicio titubeante, despachó 97-81 a China.

Argentina también arrancó con el pie derecho al vencer 102-79 a Lituania, y Brasil hizo lo propio con una victoria 75-71 ante Australia.

"Será muy, muy difícil vencerlos", opinó sobre Estados Unidos el base de Francia y de los Spurs de San Antonio, Tony Parker.

En el hockey de mujeres, las Leonas argentinas golearon 7-1 a Sudáfrica en el comienzo de su campaña en busca del único título que falta en sus vitrinas, mientras que el serbio Novak Djokovic ganó su partido de primer ronda en tenis.