Luis Scola anotó 32 puntos, Carlos Delfino sobresalió con su puntería a larga distancia y Argentina derrotó el domingo 102-79 a Lituania en su debut en el básquetbol de los Juegos Olímpicos.

Scola convirtió 12 de los 18 disparos mientras que Delfino torturó a los defensores lituanos clavando seis de los nueve triples que lanzó, para terminar con 20 puntos en 20 minutos.

Argentina empató con Estados Unidos y Nigeria en el liderato del Grupo A.

"Si me dices antes del partido que íbamos a ganarle por 23 puntos a Lituania, te habría dicho que estabas loco, son un gran rival", comentó Scola. "Pero hoy cayeron muchos tiros, estuvimos bárbaros y ya está, tampoco es que pensemos ahora que a todos les vamos a ganar por veinte puntos".

Manu Ginóbili agregó 21 puntos, 10 rebotes y seis asistencias por Argentina, que busca su tercer podio consecutivo en el básquetbol olímpico tras ganar el oro en Atenas 2004 y el Bronce en Beijing 2008.

Andrés Nocioni metió 10 tantos por los sudamericanos, que chocan el martes con Francia.

"Va a ser durísimo porque Francia perdió y va a salir a jugarse la vida contra nosotros, una derrota los pondría en mala posición y nosotros no podemos perder porque entonces empiezas a depender de otras cosas, así que será un juego importante para los dos", concluyó Scola.

Linas Kleiza con 20 puntos y Darius Songaila con 11 fueron los mejores anotadores por Lituania.

En el primer periodo, Argentina tomó delantera de seis puntos en un par de ocasiones, pero Kleiza anotó siete puntos consecutivos para que Lituania se fuera arriba 17-16 con 4:06 restantes. Sin embargo, Scola restauró la ventaja con su décimo punto del periodo que terminó 24-21 en favor de los sudamericanos.

Delfino apuntó sus cañones en el segundo cuarto y marcó cuatro tiples, uno de ellos con el que Argentina se fue arriba 48-34 con menos de dos minutos por jugar antes del descanso, que concluyó 51-39.

Delfino, quien se perdió gran parte de la temporada pasada de la NBA por una lesión, siguió con su exhibición individual con dos triples más en los primeros minutos la segunda mitad y Argentina tomó una cómoda delantera de 63-43 con menos de siete minutos restando en el tercero.

"La inactividad me estaba matando, incluso hoy antes del partido sufrí una contractura en el tobillo, pero comencé a jugar y parecía que caían todos los triples", aseguró Delfino esbozando una sonrisa. "Imagínate si juego completamente sano".

En el último periodo, Lituania intentó en vano una reacción y los argentinos volvieron a ampliar su ventaja a 20 puntos para ya no sufrir sobre el final.