Con la voz entrecortada y una mezcla de cansancio y dolor en su rostro, el mexicano Nabor Castillo se despidió el sábado de su sueño de conseguir una medalla olímpica en el judo de los Juegos de Londres 2012.

Castillo, compitiendo en la categoría de menos de 60 kilos, avanzó hasta la ronda de 16, luego de derrotar convincentemente a Ratanakmony Khom, de Camboya, en la primera ronda y cumplió el tiempo reglamentario empatado 1-1 con el italiano Elio Verde.

Pero cuando llegó el momento del punto de oro, Verde impuso su veteranía en el suelo para cortar las esperanzas de Castillo de subir al podio.

"Me siento decepcionado porque sé que pude haber hecho más", dijo Castillo tras el combate. Señaló que Verde lo agarró en el combate en el piso "y pudo más que yo, con todo y que yo sentía que estaba ganando el combate".

Castillo, de 21 años y oriundo de Pachuca, dijo que sacó provecho de su primera experiencia olímpica.

"Me falta dar algo extra de mí para entrar en las medallas, este es un grupo elite y necesito poner más de mi para poder hacerlo. No fue como que perdí de un desconocido, perdí de un buen retador", señaló el campeón panamericano.

Castillo dijo que pronto comenzará su plan de preparación para el próximo ciclo olímpico en los Juegos Centroamericanos de 2013.

"Es lo que tengo que hacer, comenzar a prepararme y pensar en los Juegos de Río", sentenció.