Los nicaragüenses acuden a partir de hoy y hasta mañana a verificar si aparecen en el padrón electoral para votar en los comicios municipales del 4 de noviembre, en medio de denuncias de la oposición, que acusa a las autoridades de beneficiar al partido de Gobierno.

El proceso de verificación se efectúa en los 4.296 centros de votación en los 153 municipios del país y son protegidos por 5.000 policías y 4.000 soldados del Ejército nicaragüense, informaron las autoridades.

El trámite de la verificación consiste en que los ciudadanos acudan a los centros de votación para confirmar si sus nombres aparecen correctamente anotados en el padrón electoral en las juntas receptoras de votos.

Sin embargo, el Partido Liberal Independiente (PLI), el principal de oposición en el país, denunció que en el proceso se beneficia al gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

"Lo que estamos viendo es un ejercicio de logística del partido de Gobierno financiado por el Estado y por tanto con los recursos de los contribuyentes, lo que continúa deteriorando el derecho ciudadano a que se respete todo el proceso", declaró hoy en rueda de prensa el dirigente del PLI y diputado ante el Parlamento Centroamericano, Mauricio Díaz.

Según el PLI, las autoridades electorales impidieron este sábado a sus fiscales ingresar a los centros de votación durante la verificación.

El magistrado electoral José Luis Villavicencio defendió el proceso y explicó que en la verificación no se admiten fiscales de los partidos en los centros de votación.

La oposición nicaragüense ha acusado al Consejo Supremo Electoral (CSE) de haber cometido fraudes a favor del FSLN en los comicios municipales de 2008 y presidenciales de 2011.

Unos 3,3 millones de nicaragüenses están habilitados para elegir el próximo 4 de noviembre a 153 alcaldes y vicealcaldes, y a 6.534 concejales.

En esos comicios, por primera vez, los partidos políticos están obligados a que el 50 % de las candidaturas sean ocupadas por mujeres, de acuerdo con una reforma aprobada en el Parlamento a la Ley Electoral.