Sus peces viven en el agua, como él. Y ahora que terminó su experiencia olímpica, Esteban Enderica volverá a dedicarse a los animalitos que adora.

El ecuatoriano no sobrevivió a la primera ronda eliminatoria en los 400 meteros combinados de la natación olímpica el sábado, en que figuró 29no entre 36 competidores. Enderica, de 21 años, vino a Londres 2012 invitado.

El deportista tiene tres peceras en su casa, además de canarios y un perro.

"Estos son mis primeros juegos y lo que hice me deja conforme", dijo el cuencano, quien finalizó sexto en su grupo con 4 minutos, 24 segundos y 32 centésimas. El japonés Kosuke Hagino registró casi 14 segundos menos en esa eliminatoria en el primer día de la natación.

Enderica, que estaba inscripto solo en esta prueba, dijo que se quedará en Londres unos días más para alentar al resto de sus compatriotas en diversas disciplinas y que una vez de regreso retomará sus entrenamientos de cara a Río de Janeiro 2016.

"Ende", como le dicen sus amigos, proviene de una familia amante de la natación: su hermano Fernando es su entrenador y junto con otros hermanos y sus padres montaron en Cuenca una academia de ese deporte acuático.

Además de entrenarse en lo que sería su segundo hogar --el agua--, Enderica volverá a Cuenca para cuidar de sus peceras, sus pájaros y de su can.

¿Qué relación tienes con los peces?, le preguntó The Associated Press.

"Ellos viven en el mismo ámbito que yo, por lo que me siento un poco como ellos. Los dos vivimos en el agua", respondió el ecuatoriano. "La diferencia es que yo puedo salir y ellos no".