El designado primer ministro egipcio, Hisham Qandil, dijo hoy que el próximo jueves, 2 de agosto, anunciará la composición definitiva del nuevo Ejecutivo egipcio.

Qandil hizo estas declaraciones a la prensa tras reunirse con el presidente egipcio, Mohamed Mursi, y ponerle al día de sus últimas consultas para formar Gobierno.

En la sede de la Presidencia egipcia, el primer ministro, designado el pasado martes, explicó que se ha reunido con alrededor de cuarenta personalidades.

Reiteró que el objetivo es lograr "la mejor composición ministerial", que se caracterice por "la competencia profesional y el equilibrio".

Qandil indicó que la consultas se desarrollan positivamente y ha percibido en las citadas personalidades "el deseo de servir a la patria".

Asimismo, señaló que es posible la fusión de algunos ministerios o la creación de otros en el nuevo Gobierno, que incluirá algunos miembros del gabinete anterior.

El primer ministro designado sugirió en su reunión de hoy a Mursi algunos nombres y, según el periódico estatal Al Ahram, unos 19 ministros ya están decididos.

Se desconoce el número final de carteras que compondrán el nuevo Ejecutivo, pero se espera que sean una treintena, como es habitual en Egipto.

Según los medios de comunicación egipcios, el retraso en el anuncio del nuevo Gobierno se debe a discrepancias en torno a los ministerios clave como Interior, Defensa, Información y Finanzas.

También está pendiente el anuncio del llamado "equipo presidencial", que asesorará a Mursi, y del que ayer se han filtrado algunos datos.

Este equipo estaría formado por el ex candidato presidencial e intelectual islamista Mohamed Salim al Aua, la catedrática de Ciencias Políticas de la Universidad de El Cairo Bakinam al Sharqaui, el intelectual copto Samir Morqos, y el activista izquierdista Wael Jalil.